Reseña moral de “El corazón de las tinieblas” y “Apocalypse Now”

La frase “mátenlos en caliente” nos hace adoptar una doble percepción sobre Porfirio Díaz. Ciertamente es eficiente pero brutal; aunque deseamos sus consecuencias, condenamos sus métodos.

En el mundo, existen muchos problemas que podrían solucionarse con la rapidez y brutalidad de esta idea. Pero, ¿debemos aceptarlo?

¿Es acaso una máscara de civilización la que nos hace condenar estas palabras a pesar de desear su simplicidad? ¿No podría resolverse la mayor parte de los problemas, incluso los humanitarios, más eficientemente, si elimináramos los procedimientos legales, los derechos e incluso la ética? Mientras que algunos tal vez pensarían sobre esta disyuntiva, el personaje de Kurtz en El corazón de las tinieblas (Joseph Conrad, 1902) nunca se hizo esta pregunta porque le parecía irrelevante.

Los analistas débiles ven en El corazón de las tinieblas los efectos perversos del colonialismo, y en la película Apocalypse Now las atrocidades de la guerra. Pero el mensaje es mucho más malévolo y devastador: en todas las situaciones se debe frente actuar cómo se necesita. Deje el lector que Kurtz le convenza.

apocalypse3

Déjate convencer por mis palabras y mi mirada de perrito.

Al principio, Marlowe, el narrador, es escéptico acerca de por qué todos ven a Kurtz como un líder. Todos (los empleados de la compañía, el dossier militar) le cuentan la misma historia: Kurtz tiene la mejor educación posible, el mejor desempeño, un valor inigualable y seguidores por doquier. Pero, ¿por qué parece haberse vuelto loco?

Es el heraldo de occidente, eficiente y lleno de Voluntad. Viendo la ineficiencia y locura alrededor suyo, Marlowe sabe que los procedimientos convencionales no harán el trabajo. Quizá Kurtz tiene razón… después de todo ha pasado su vida en este remoto lugar pensando en cómo solucionar toda la estupidez a su alrededor. Sólo la mano dura puede terminar el caos de los colonos marfileros, el caos de los jóvenes del ejército que están siguiendo órdenes de otros jóvenes sólo por diversión.

Si creyésemos la virtud, estaríamos tentados a decir que Kurtz no se pudo contener y cometió excesos: hubris. Pero no. Kurtz deliberadamente “los mata en caliente” porque así recopila el marfil con más eficiencia y evita una mayor guerra sembrando no miedo, sino ADORACIÓN entre sus enemigos.

Un símil interesante es el de Alejando al cortar el nudo gordiano. La lección de este Emperador es que debes ahorrarte toda la técnica para desmadejarlo; un golpe de espada puede solucionar el problema. Sólo mediante “el horror” puede acabar con el dilema. Para ello Kurtz ha decidido sacrificar su integridad al horror para unirse a él y aplicar sin piedad “lo que se tiene que hacer”.

16511066818_362878bab5_b

“Touché, estúpido nudo gordinano”

Regresando a la era contemporánea, vemos cómo Michel Crozier (1922-2013) al estudiar las burocracias señala que los mismos operadores de las organizaciones están interesados en hacerlas más complejas para ganar control sobre las decisiones. William Niskanen (1933-2012) llega a una conclusión similar sobre el presupuesto: todos los miembros de la organización buscan maximizar su presupuesto aunque esto signifique quebrar al Estado.

¿Acaso no sería más fácil saltarse a todos los burócratas resolver los problemas públicos de un golpe “en caliente”?

Sin embargo esto no siempre es posible… y cuando sea posible, habrá quien se oponga acérrimamente. Para muchos, Kurtz necesita ser eliminado por actuar de esta manera tan eficaz en inmoral. No tanto por lo inmoral, sino porque estorba en la estructura organizacional de la compañía marfilera y en las metas militares de autoridad y derechos humanos del ejército en Vietnam.

Quizá Kurtz plantee soluciones más simples, pero no convienen a los intereses de los implementadores. “His methods are unsound” [sus métodos son inapropiados].

Así también los métodos de Díaz parecían inapropiados. Alcanzar el progreso está bien… siempre y cuando se haga mediante la democracia. Pero sabemos que eso imposible en países como México. Y sin más, Díaz se tuvo que ir.

Kurtz sabe que deberá irse y se ha preparado para su final votivo en la pira de sacrificio de los burócratas.

apocalypse_now-sheen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s