Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

El ocaso del activismo en redes sociales y el ascenso del mame

Todos lo vemos, pero no sabemos cómo explicarlo. Es como eso que sentimos en nuestro interior cada que vemos un milagro en La rosa de Guadalupe.

El activismo en redes sociales ha decaído y ya no está de moda, pero la indignación vana y fortuita permanece vigente. Lo de hoy para los flojos y lacras (o sea todos los que usamos el Internet) es el tren del mame.

¿Qué significa el mame?

Mame.  (sust. m) se refiere al comportamiento deliberado de un individuo que despliega públicamente una señal de estatus mayor dentro del grupo, especialmente socioeconómica o intelectual. Por ejemplo, al repetir la opinión política de una persona con mayor estatus intelectual, o al adquirir públicamente un bien común entre individuos de mayor estatus socioeconómico (por ejemplo, un auto de lujo).  Este comportamiento generalmente tiene efectos contrarios a los esperados por quien realiza el mame, puesto que el mame se reproduce rápidamente en un grupo (véase: tren del mame) y, al democratizarse, esta señal deja de tener valor. Asimismo, es común que, en la práctica, el mame se centre en los síntomas y no las causas de un mayor estatus en un grupo.

avienta-perro

¿Qué está pasando en esta imagen? No importa. Lo que debe resaltarse es que es “indignante” y quien diga lo contrario debe ser desterrado del mundo.

No cualquier texto, producto o vídeo puede convertirse en un mame si se agrega alguna frase moralmente cargada, es necesario  que venga con un flujo de noticias, exhibiciones o artículos de las revistas que leen los intelectuales chafas que las justifiquen.   “¿Acaso te atreves a afirmar que esto no es una afrenta en contra de toda la humanidad? ¿Qué clase de naco podría comer algo menos lujoso y orgánico que esto? ¿Qué hay que debatir sobre algo tan claramente insoportable? ¿Qué clase de persona tan insensible, misántropa y descorazonada eres?”

Los mames son falacias imposibles de refutar porque están basadas en supuestos éticos y morales no existentes en el mundo real. ¿Puede uno refutar que tal asunto es indignante? Basta con que para una persona lo sea, y el asunto podrá ser etiquetado como “indignante”. Es la utopía negra del extinto movimiento YoSoy#132.

A continuación presentamos seis frases comúnmente utilizadas en los mames que circulan en el Internet.

 

“[Tal asunto] es indignante”

Hay un supuesto no explícito de por qué la nota compartida es un problema. Algo es indignante. Las notas de medios respetables se comparten infinidad de veces en espera de mil likes. ¿Un acto de corrupción?, ¿un chiquivestido con código QR ahí? ¿gente fea discriminada? No importa, tu amigo del mame creerá que está combatiendo el mal. No oses contradecirlo, porque aún vencido te podrá imprecar: “es la que información sirve para que la gente lo perciba como un problema?

Pero los problemas no dependen de la información, sino de sólidos fundamentos teóricos y éticos sobre lo qué afecta el estado ideal del humano.  Dónde la chusma ve un problema, QP ve oportunidad y gloria. Esto debería ser universalmente conocido; la masa ignorante  ( y de tus compañeros en facebook que sabes intelectualmente inferiores) nunca tiene razón. ¿Falta de inversión en género, educación o bicicletas? Eso no es un problema, es un respiro para nuestros impuestos.

irma-indigena-oaxaca-pario-bebe

Tan indignante como ver salir al sol, pasa casi diario.

“[Tal asunto] debería ser un crimen”

El nulo entendimiento sobre el funcionamiento de la legislación y la democracia debe ser compartido para algunas personas. Existe una pugna dictatorial por prohibir y regularlo todo: animales, miradas lascivas, diversión, etc. En el mame se debe privilegiar el siguiente supuesto “Si yo fuese princessuchi universal, los zapatos dorados deberían ser obligatorios y ___________ debería estar prohibido”. Junto a este reclamo escandalosamente fresa, hay una justificación de “equidad” expresada en forma de artículos de Upworthy. O sea la falacia de petición de principio.

kfc-double-down

Debería ser un crimen, pero

un emparedado de queso y tocino

estará completo si por pan rastrero

tiene dos piezas de pollo frito.

“[Tal asunto] nunca había estado tan mal como ahora”

Es cierto que la represión policial y la desigualdad en el ingreso no son deseables por sí mismas y no en todas las ocasiones. El autor del mame percibe que la cosa está muy mal, quizá esta más mal que ayer, cuando no conocía la noticia o la existencia del problema. La cosa nunca había estado tan mal como ahora. Si te atreves a decir que la desigualdad en el ingreso era peor en el siglo XVI, el creador o difusor del mame no sólo te pedirá una tesis doctoral demostrando tu punto, sino que te acusará de cerrar los ojos y reírte de una situación de desigualdad que es insostenible. Además, probablemente te acuse de ser un crédulo que le hace caso a cosas sin validez como la historia, las estadísticas y las opiniones de los expertos.

BenHur07

Los derechos laborales nunca habían estado tan mal como ahora.

“[Tal asunto] acá, casual”

Si bien no nos oponemos al despliegue de lujo, aparentar normalidad con bling es imposible (a menos que seas monopolista mexicano). Los autores del mame menos intelectual intentan desplegar constantemente viajes, cenas y gasto de forma “casual”. ¿Quién paga esos viajes? ¿Esas cenas con iluminación diáfana? ¿Los selfies con acompañantes bellos? Esta es una expresión suma del mame. La superioridad aristocrática es compartida sin suscitar la sospecha de que hay negocios sucios o nulo ahorro detrás. Jeje, si supieran que aún así se ven como gente de mala cuna; porque aunque se vistan de seda…

2

Casual, acá sacando a pasear a la plebe

¡Gran Reflexión!

Un segundo tipo de mame es el de la reflexión profunda. Sospechas algo malo cuando tus compañeros materialistas, vanos y algo corruptones comparten frases de filosofía. De nuevo, artículos de publicaciones informadas como aquellas que leen los intelectuales chafas son compartidas.  ¿Gritos en tribunas de futbol? El mame puede entrar en las mentes de intelectuales públicos: Woldenberg hablando de los cantos de futbol es como Woldenberg hablando sobre la consistencia de sus alimentos. Lo peor llega cuando artículos opuestos son compartidos sin ningún análisis.

puri_0puri_0

Vamos, es como Purificación Carpinteyro hablando de competencia en TELECOM

Asco los monopolios, pero dame Coca-cola

La última y más baja forma de mame es la que se deriva de las entrañas de quién comparte. Es posible compartir la opinión sobre lo que le da asco a la gente. Por ejemplo, un escritor de QP ha sido cruelmente discriminado por disfrutar la hamburguesa de pescado de McDonalds -asquito total-.  Sin embargo, del asco no se deriva una explicación ni una agenda de cambio. Si te da asco, pues ya, come pan.

Foto-2-1

Asco los morenaczis, ¿jojó ya viste el color humilde de esos efebos?

A pesar de todo, en Quen Pompó admiramos a la gente que persevera en  su propia humillación:

Lo mejor es cuando el mame es perpetrado por personas con estudios universitarios (e incluso posgrados), provocando infinita vergüenza.

Comentarios

[…] defeños se han desgarrado las vestiduras, o sea se han subido al tren del mame, porque entre las medidas está un endurecimiento del programa “Hoy no Circula.” Desde sus […]

Deja un comentario