Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

¿Qué hacer con la RAE? Estamos hartos de este oropel

La Real Academia Española (RAE) como actualmente existe en nuestra sociedad es insostenible. Quen Pompó exige que una de dos opciones sea adoptada a la brevedad por las autoridades de esa “cosa” y por los gobiernos cuya población es de habla hispana:

  • Desaparecer la RAE y entregar su presupuesto a los escritores de este blog, o
  • declarar a la RAE como el “Instituto Despótico del Uso de la Lengua y la Argumentación”, requiriendo que solo pueda hablar español aquel con un certificado expedido por el Instituto, y que cualquier escrito sea avalado por el mismo antes de ser publicado en papel o en Internet.

Lo que es insoportable es la actual… ¿organización? ¿institución? ¿junta de gobierno? ¿religión? ¿asociación? ¿Qué es la RAE? Lo único que sabemos es que cada mes y medio los periódicos y blogs de Internet publican cosas como: “La RAE ha modificado las reglas para…” o “Ahora la palabra … es aceptada por la RAE”.

destroy

“¿Desde cuándo desapareció la tilde en los pronombres posesivos? ¿Qué se creen éstos?”

El problema con la RAE es que es una cosa prestigiosa pero opcional y meramente frívola. Es algo así como incluir diplomados en tu Curriculum o ponerle rines de aluminio a tu coche. A la gente puede importarle o no, pero al presentar tus diplomados y rines deportivos te sientes moralmente superior sin justificación alguna. También decir “yo sí sigo las reglas de la RAE” es completamente fútil y demuestra ausencia de carácter.

ortografia1

Al que se salte la barda, sepa las reglas de la RAE o no, le va a ir como en feria. Ya verá…

Ya es hora de poner las cosas claras: o la RAE desaparece o se le da poder absoluto. Ya estamos lasos de este nefando perendengue en nuestras galimatías.

Después de leer las siguientes cinco razones, el lector puede tomar una postura y, si lo desea, puede comentarla abajo para ampliar el debate en la materia. Pero debe ser consistente:

  • Si el lector abomina a la RAE y a sus preceptos, su escrito puede tener gramática y ortografía libre, aunque privilegiando la claridad del argumento.
  • Si el lector idolatra y honra a la RAE, debe respetar los Cánones Reales al pie de la letra (siempre y cuando sean los anteriores a 1950, antes de que existieran “académicos” hippies).

 

1. La RAE cambia reglas que pocos conocen y entienden, y que dan un aire aristocrático al idioma.

En siglos de antaño, nuestra lengua precisaba una élite culta y dedicada a las letras para definir cánones y preceptos de un español naciente y cuya mera existencia encontrábase amenazada por los moros, los indígenas americanos y el fanatismo religioso de la Cienciología.

monjes

“¡Que Dios se apiade de nosotros! En esta copia de la Biblia han escrito ‘evangelización’ con ‘jota’ y con doble ‘ese'”

Hoy dia, el español es la segunda lengua más hablada en el mundo, y claramente su existencia ya no se encuentra en riesgo gracias a la magnifica potencia reproductiva de los latinos cachondos. ¿Por que entonces mantener a un grupo artistocrático de autoridades lingüísticas para que defiendan al idioma?

Quienes aborrecen a la RAE dicen: Quienes idolatran a la RAE dicen:
“No tiene sentido que estos atistocratas se pongan a kalificar a la gente que habla español con base en reglas ovsoletas. Cada quien abla con las reglas que mejor entiende y puede seguir. Ke esos de la RAE se crean mejores, no los ace, y sus cambios de reglas solo demuestran q se estan adaptando a la realidad del español; el español no c esta adaptando a ellos” “No ha existido un mayor trabajo civilizatorio que el de crear y mantener depurado un idioma como el español. Sus complicadas estructuras, excepciones y transformaciones son muestra de la riqueza de esta lengua, y es gracias al incansable trabajo de la RAE que esto ha sido posible. Ahora, con tantos hispanohablantes, es necesario acrecer los poderes y funciones de la RAE”.

 

2. La RAE es la causante de la falacia ad grammaticam.

Las personas que deciden respetar las reglas de la RAE–que, como se ha explicado arriba, es prestigioso pero meramente opcional y frívolo–se sienten moralmente superiores y con el derecho de descalificar los argumentos quienes no lo hacen, sin reparar en que cometen una de las nuevas falacias del Internet.

ortografia2
ortografia

Ya que respetar las ordenanzas de la RAE es una decisión facultativa de cada hispanohablante, jerarquizar la estatura moral e intelectual de una persona con base esta determinación parece algo injustificado. ¿Lo es realmente?

Quienes aborrecen a la RAE dicen: Quienes idolatran a la RAE dicen:
“Es injustificado porque considerar argumentos x su contenido en lugar d su ortografía o gramatica es un metodo mas abierto y acorde a una epoca d inclucion y aseptacion social. Acaso quieren q sigamos vibiendo en una epoca atrazada en q solo c jusga por ‘quien dice’ o ‘como c dice’ un argumento en lugar de analizar su esencia? Sin la RAE motibando este comportamiento desimononico, el mundo seria un mejor lugar” “Como formuló magníficamente el eminente Jesús Reyes Heroles, ‘la forma es fondo’. Sería impensable que alguien con un argumento respetable decidiera no presentarlo con el mayor de los honores, el cual, por supuesto, es adornarlo con una exquisita lingüística. Descontar de antemano las opiniones de aquellos que menosprecian a su propia lengua hace de este mundo un mejor lugar”.

3. La RAE mantiene vivas palabras en desuso y al mismo tiempo excluye palabras de uso generalizado; esto da oportunidad a los “eruditos” de denigrar a quienes no conocen el significado de palabras muertas o utilizan palabras vivas “no oficiales”.

A diferencia de otros idiomas, al jugar Scrabble, quienes hablan español tienen una una máxima autoridad a quien recurrir en caso de duda: la RAE. No es suficiente buscar la palabra en un diccionario cualquiera, sino que debe ser el diccionario “más actual” (ver punto 5) de la Real Academia. Solamente ese diccionario mágico puede resolver los conflictos entre hispanohablantes, mientras que otras civilizaciones sin una “RAE” se las arreglan con golpes, corrupción o sexo salvaje.

gamborimbo

El hecho que un diccionario “oficial” tenga más peso que toda una civilización que utiliza diariamente palabras diferentes a las aceptadas en un papel, parece algo ilógico. ¿Debería la RAE seguir teniendo el privilegio de decidir déspotamente si “gamborimbo” o las cinco nuevas palabras inventadas por Quen Pompó son aceptadas en el español oficial, a pesar de ser utilizadas incesantemente en el español no oficial?

Quienes aborrecen a la RAE dicen: Quienes idolatran a la RAE dicen:
“C acuerdan del escandalo cuando la RAE aceptó ‘chido’ como una palavra oficial? Si yo uso esa palabra ahora, estoy cumpliendo con los mandatos de LA institución, uhhhh. Y entonses que pasa con lo q escribí antes d q fuera aceptada? Hay una amnistia o q? Me perdonarán mis pecados linguisticos pasados o debo hacer una penitencia gramatikal para alcansar la gloria eterna del español? Basta de esas pallasadas; ya estubo bien con la RAE” “Esos acéfalos y ácratas poco discurren sobre lo inenarrable e infausto de su ilación decrépita y sus perfidias contra la RAE. Su desiderativo axioma es poco menos que un exabrupto histrión digno de ignaros y zotes apocados. Evidencian ser bisoños sin la lozanía que advierte ser un franco hispanohablante. ¡Basta de venias demenciales en la lengua de mi progenie! ¡Sea la RAE el súmmum gerifalte del hispano pechero!”

4. La RAE es discriminatoria contra las minorías.

Con la inclusión de las mujeres en todos los aspectos de la vida pública, especialmente la política, y los esfuerzos de muchos grupos por alcanzar una verdadera equidad de género en nuestras sociedades, mucha gente ha cuestionado palabras del español que se consideran “machistas”. Los hispanohablantes han comenzado a utilizar palabras en femenino como “jueza” o “presidenta” que, aunque aceptadas por la RAE en su diccionario panhispánico de dudas, son sutilmente despreciadas:

jueza

Por supuesto, la RAE nunca avanzará al paso de algunos pueblos latinoamericanos respecto a la equidad de género:

¿Por qué la RAE obliga a las niñas a estudiar con libros en lugar de libras? ¿Por qué no permite que las mujeres desarrollen todo su potencial?

La discriminación también es clara contra los grupos con diferentes preferencias e identidades sexuales. La RAE no acepta términos comúnmente utilizados por la comunidad LGTB como “pansexual”, “omnisexual”, “queer” o “transgénero”. Vamos, ni siquiera “metrosexual” está en su diccionario.

transgénero

La RAE confirma el discurso de Evo Morales: son los pollos transgénicos los que causan desviaciones a los hombres por las hormonas femeninas que contienen. 

Finalmente, una gran parte de las tribus urbanas simplemente no existen para la RAE: no existen los “emo”, ni los “ska”, ni los “flogger”, entre muchos otros.

¿Cómo debemos interpretar el hecho que la RAE sistemáticamente rechace las palabras y nombres que designan a grupos minoritarios?

Quienes aborrecen a la RAE dicen: Quienes idolatran a la RAE dicen:
“Mas alla de que sea diskriminatoio o no, por q tenemos que pedirle permiso a la RAE para usar las palabras? Si ya las usamos todos, si todos sabemos q significan y no son denigrantes para nadie, por q debemos esperar a que ellos den el bisto vueno? no hay ninguna razon para eso mas q kerer definir el ritmo con q el idioma avanza. Eso es algo que solo le korresponde a los que HABLAMOS y ESCRIBIMOS el español” “Esta cautela de la RAE en cuidar la integridad de su diccionario no es discriminatoria en ningún sentido. De hecho, ha habido polémica en el pasado por incluir palabras como ‘espanglish’ o ‘antiespañol’. Deben saber que una palabra es aceptada por la RAE cuando un término es usado por una mediana generalidad de personas con una acepción determinada. Ha sucedido ya con el término ‘friki’ y, paulatinamente, será igual para el resto de las palabras mencionadas. Antes de ello, nunca pueden ser palabras oficiales del español”.

5. La RAE ancla al español a reglas que cayeron en desuso con el Internet y esto ha evitado que el idioma sea tan versátil y utilizado como el inglés.

A nivel mundial, el inglés es el idioma más hablado, no porque sea especialmente fácil o el más adecuado para comunicarse, sino porque se adapta fácilmente a quien lo habla y escribe. ¿No existe una palabra en el idioma para designar a los programas de los dispositivos móviles? A alguien se le ocurrió la palabra “app” y en un santiamén todos la comenzaron a utilizar y se convirtió en parte oficial de idioma sin que ninguna “academia” así lo decidiera. Ejemplos sobran:

  • cyberbullying
  • emoticon
  • flexarian
  • geek
  • “meh”
  • sitcom
  • tweet
  • unfriend

fetch

Sólo ella tiene el poder de decidir qué palabras en inglés nunca serán palabras.

Pareciera que la RAE sigue viviendo en el siglo XX, cuando la publicación de su diccionario decenal era celebrado como un evento revelador, magnífico e imperdible.

Pero en el siglo XXI es ridículo tener una página de internet (rae.es) que se actualiza solamente cuando el nuevo diccionario se publica en papel. ¿Acaso hay alguien que pone el diccionario en sus piernas y transcribe cada palabra en la computadora? ¿No podría al menos utilizar un escáner y un OCR? ¿O es eso acaso demasiado avanzado para la Real Academia?

Sólo por si alguien se preguntaba, ¿qué tan reciente es la información que encontramos en rae.es? Aquí están las fechas indicadas en la página al 30 de noviembre de 2013:

actualizado

Esta lerdez de la RAE ha hecho que el español pierda competitividad contra el inglés, idioma en el cual a nadie le importa realmente la gramática ni la ortografía, sino solamente la claridad de las ideas.

En el mundo virtual todos leemos rápidamente el periódico, los blogs y las pornonovelas sin reparar en detalles lingüísticos. El propósito es comunicar un mensaje claro y llamativo mediante la parsimonia y los eufemismos calientes. ¿Para qué perder tiempo en revisar si “la palabra clitoriano ya es aceptada por la RAE” o si “la tilde en la ‘o’ todavía se aplica cuando hay números”.

google2

Académicos, monjes, y todos los hispanohablantes vociferamos unánimemente: “¡Qué Google lo corrija!”

Quienes quieren aprender español se intimidan por la cantidad estratosférica de reglas de la RAE que, aunque opcionales, son requisito indispensable para ganar la jerarquía de hablante de “nivel culto”.

¡Cuánta gente no dedica más tiempo a pulir su lingüística en lugar de sus argumentos! ¿Es esto algo deseable en una época de versatilidad, alta velocidad y una apertura ideológica sin límites?

Quienes aborrecen a la RAE dicen: Quienes idolatran a la RAE dicen:
“Cuando leo cosas en internet de extrangeros no saben vien español pero q c esfuersan por darse a entender, tomo con seriedad zus argumentos. x q no deveria de hacer lo mismo con un latino americano o un Español? en el internet ya no ay fronteras ni dibisiones imajinarias de tiempos pazados. Por q mantener a la RAE como una artistocracia q nos ancla a seguir reglas en desuso? privilejiemos mejor las ideas y el pensamiento y dejemos la linguistica como un gusto personal, pero no komo un rekisito d una ‘Real Academia'” “Así como ‘lo cortés no quita lo valiente’, una correcta gramática no le quita versatilidad al español. De hecho, gracias a las reglas ampliamente conocidas de la RAE, un texto es más comprensible cuando las sigue, a uno que debe reelerse varias veces para aclarar batiburrillos. Si fuese libre la redacción de esta lengua, ¡cuántas obras entrañables habríanse perdido por una apreciación equivocada de sus palabras! Más que nunca, hoy la RAE debe ser provista de facultades suficientes para desvanecer textos que no cumplan sus mandatos, evitando así emponzoñar esta lengua digna de reyes”.

Deja un comentario