Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Las razones para estar a favor del IVA en la comida de las mascotas

Muchos acusan al gobierno de odiar a las mascotas y desear su exterminio total. Otros lo acusan de querer destruir la economía de las familias y obligarlas a comerse a sus propios animales. Pero eso no es cierto.

gato-perro

La imagen que representa perfectamente el sentimiento que ronda en el Internet estos días 

En realidad, el IVA en alimento de las mascotas es parte de un proyecto para sacar a México del subdesarrollo. El gobierno por fin decidió implementar políticas para dejar de perpetuar comportamientos irresponsables en este país. El objetivo del impuesto a la comida de mascotas no es tanto la recaudación fiscal que genere, sino cambiar tres paradigmas que anclan a México a conductas chafas y tercermundistas estilo CNTE y UACM.

descansando

“Aquí andamos los que queremos un mejor mañana. Pero no hay prisa… al fin que ‘el mañana’ está todavía bastante lejos”

Primer paradigma: Un animalito no cuesta —> Un animal es caro

Uno de los escritores del blog recordó una conversación que tuvo con una señora en una colonia infestada de perros callejeros:

– Oiga, ¿y por qué hay tantos perros? ¿Qué no viene la perrera?
– Sí viene, pero cada que la vemos entre los vecinos escondemos a los perros para que no los vea.
– Y cuando la perrera se va regresan a la calle, ¿no?
– Sí. Pobrecillos, si se los lleva la camioneta les dan chicharrón.
– ¿Y quién les da de comer a los perros?
– Pus a veces les damos de comer algo que podemos, pero a veces no hay y por eso los pobres rondan los mercados y los puestos ambulantes a ver si alguien les avienta algo.

Aunque el IVA en alimentos realmente no encarezca la comida de mascotas (una bolsa de 40 pesos ahora costará $46.4, y muchos ni lo sentirán porque no compran en lugares establecidos) el efecto que se quiere lograr es el psicológico: “ahora que la comida es más cara, ya no puedo mantener a tantos animales.”

gato2

“Mi comida será tan cara que voy a arruinar todos tus planes de ir de vacaciones a la playa”

Gracias a todas las “denuncias” de los quejumbrosos en el Internet y los comentarios anti-impuesto en la calle de todo México, el IVA en la comida de las mascotas hará ver a los animales no como un regalo gratuito de Dios sino como una responsabilidad muy cara de los dueños. La esperanza es que esto se traduzca en mejores decisiones ciudadanas:

  • “Con los precios que va a haber, mejor hay que esterilizar a la Luchita pa’ que no tenga más gatitos”
  • “Ahora que la perrera venga, que se lleve a esos perros callejeros que no son de nadie; que allá ellos compren esos lujos de las croquetas”
  • “¿Para qué adoptamos un perro que va a estar todo el día en la azotea sin nadie que lo atienda si su comida va a ser carísima?”

lujo

Los quejumbrosos del Internet ayudando a cambiar los paradigmas tercermundistas

 

Segundo paradigma: Una mascota es una necesidad —> Una mascota es un lujo

Todos hemos escuchado a personas decir que no tienen mascota porque no tienen tiempo para atenderla ni espacio para que corra, ¿no? Pero esas personas son la minoría, y mucha gente todavía tiene mascotas amarradas en azoteas, encerradas en cuartos minúsculos o mal atendidas y alimentadas. ¿Por qué sucede esto? Porque desde tiempos ancestrales es normal que las casas mexicanas tengan mascota y, después de todo, “un perro es el mejor amigo del hombre”… se le atienda o no.

perro2

“¿Cómo no va a ser parte de la familia? Si hasta le subimos al volumen de la tele para que escuche la telenovela desde el techo”

La lógica de esas personas es sumamente egoísta: según ellas una familia necesita tener una mascota sin importar qué tan desgraciada vaya a ser su vida. Pensar eso está mal y deberían sentirse mal por ello. Deben entender que no le están haciendo ningún favor al perro o gato que vive en su casa. Cambiar esa idea es esencial para que en México avance la agenda de los derechos de los animales (en Quen Pompó también apoyamos ese proyecto por medio de nuestra aclamada Ley de Monos).

falso

“Me adoptaron para amarme sin invertir ni un peso en mí. Igual que con Pemex” 

Gracias al IVA en la comida de mascotas, la gente pensará dos veces antes de aceptar mantener a un animal–incluso en condiciones infrahumanas. Aquellos dispuestos a pagar su comida, a pesar del impuesto, también estarán dispuestos a pagar esos gastos adicionales que podrían parecen un lujo pero que no lo son: vacunas, desparasitaciones, collar con identificación, consultas médicas, etc.

comida

Si tu familia de verdad te necesita, que lo demuestre invirtiendo dinero en tu salud integral. No seas parte de una campaña egoísta y tacaña sin ningún beneficio para ti. Perro tonto, tonto.

Tercer paradigma: Los refugios de animales son bonitos —> Los refugios de animales TE NECESITAN para existir

Una de las quejas más recurridas en las redes sociales es que los refugios de animales “no van a tener con qué comprar comida”. La verdad es que sí tendrían “con qué comprar” la comida si esos supuestos “activistas” de las redes sociales decidieran convertir sus likes y sus memes en un verdadero activismo social (ya hemos hablado de este comportamiento tan molesto en un post anterior).

likes

¿Acaso crees que el IVA en alimentos hará que los refugios de animales pasen de ser centros de abundancia monetaria a centros de miseria perpetua? Ten por seguro que muchos de los refugios para animales ya son centros de miseria interminable y necesitan mucha ayuda monetaria. ¿Quieres realmente hacer algo útil por los animales que taaaaanto amas y defiendes? Busca en este directorio un centro al que vayas a donar mensualmente una cantidad de dinero o de croquetas:

http://www.animalistas.com/Directorio.htm

El paradigma que los mexicanos debemos cambiar es ese que las iniciativas ciudadanas o se mantienen solas o las mantienen otros. Esta idea tiene su origen en una actitud chafa de querer free ridear con los refugios de animales: “mientras otros se hagan cargo de ellos, yo me levanto el cuello diciendo en Facebook y Twitter que el gobierno no debe afectar a los refugios poniendo IVA en alimentos de animales”.

Sé parte de la solución al subdesarrollo del pensamiento mexicano, no seas parte de los quejumbrosos tacaños.

Además de (a) repensar si debes tener una mascota, (b) apreciar y cuidar integralmente a los animales que ya tienes, y (c) donar dinero a un albergue de animales, puedes compartir en tu Facebook o en tu colonia esta bonita imagen creada por nuestros ayudantes del servicio social:

mascotas

Deja un comentario