Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Una propuesta de Quen Pompó para mejorar a México. Tercera parte

Te presentamos la última parte de la serie de tres artículos con rigor científico y académico sobre una propuesta para mejorar a México.

 

Superar el nacionalismo: beneficios irrefutables de la escisión sureña

Tras concluir que el sur tiene encadenado a México al subdesarrollo y además que lo está envenenado día con día, uno debe de superar el nacionalismo/patriotismo y hacer un ejercicio de fortaleza espiritual para dejarlo ir.

fronterasMexico250

 México nunca se ha caracterizado por mantener ni cuidar su territorio. En perspectiva, separar a algunos estados del sur no es algo tan oneroso.

Así como cuesta trabajo romper con un amor que ya no jala, México debe también armarse de valor y decirle a estos estados–Chiapas, Oaxaca, Michoacan y Guerrero–las palabras por todos tan temidas: “tenemos que hablar”.

Teenager girl and boy (14-15) looking away

Sin importar la edad, “tenemos que hablar” siempre significa lo mismo: “no te va a gustar lo que voy a decir” 

El inicio de la platica

México inicia la conversación con algunas palabras que desvían la atención del asunto:

“Hola Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas… los cité en este, su lugar favorito, el Congreso de la Unión. Les traje unos helados: uno de fresa para ti, de limón para ustedes, de zarzamora también hay. Pónganse cómodos. Cuéntenme, ¿como les fue hoy? Leí las noticias. Es una tristeza lo que está pasando con la CNTE, ¿verdad? Y no se hable de la inseguridad. ¿Cuántos ejecutados hubo ayer? ¿Más de una docena? Qué mal… Pero mejor no hablemos de eso. Díganme, ¿qué tal va la iniciativa para organizar las olimpiadas indígeno-zapatistas? Espero impacientemente ese evento.”

futbolfemeninoezln

“Vamos ‘amá, ya estamos cerca de la meta” 

Después se hace una remembranza de eventos pasados para resaltar el aprecio de México hacia los estados:

“Me estaba acordando de la independencia. ¿Se acuerdan de cómo peleamos juntos todas esas las batallas? Cómo olvidar al valiente Nicolás Bravo de Chichihualco, Guerrero, que estuvo al pie del cañón en la batalla y fue un gran presidente. Y qué se puede decir de Fray Matías de Córdova, el ilustre libertador de Chiapas. No podemos olvidar al único Valerio Trujano, el coronel insurgente muerto heroicamente en Huajuapan, Oaxaca. Y Michoacán no se queda corta, ¿verdad? Ni más ni menos que el honorabilísimo José María Morelos y Pavón nació en la capital de este gran estado. Ah… fueron buenos tiempos aquellos, ¿no?”

La mención del asunto, de forma muy sutil

Mientras los estados ríen y cuentan sus relatos de guerra,  México les hace ver que las cosas ya no son lo que solían ser:

“Pero esos tiempos de lucha armada han quedado atrás. Ahora vivimos en un momento de paz y desarrollo. Y en los campos de batalla o las oficinas de gobierno, siempre nos hemos acompañado incondicionalmente durante 200 años. En estos siglos hemos tenido momentos buenos y también momentos de crisis, pero hemos salido adelante. ¿Se acuerdan de la Guerra de los Pasteles? ¿Y del error de diciembre? ¡Qué risa! Y quién nos viera ahora, siempre haciendo propuestas de reformas, programas de infraestructura, proyectos fiscales. Nos quedamos despiertos hasta la madrugada del último día de sesión del Congreso para sacar las cosas. ¡Y salen!

[Silencio, seguido de una voz más sombría] Pero hay veces que pienso, ¿no será que con todas estas actividades nos hemos olvidado de por qué decidimos estar juntos en un principio?”

busy

“Este… ahorita le contesto eso que me pregunta. ¿Cómo dice que se llama eso que busca?”

Mientras los estados piensan desconcertados en lo que dicen sus Constituciones locales y sus reglamentos, México continúa:

“Decidimos estar juntos para formar un mejor país, ¿recuerdan? ‘Orden y progreso’, ‘Patria y libertad’, ‘Desarrollo y crecimiento’, ‘Democracia y transparencia’. Todos esos mensajes de amor nos los enviábamos primero por telégrafo, después por fax y también por e-mail. Pero hace mucho que ya no me mandan mensajes de amor. Los que ahora me mandan me hacen pensar que ya no quieren seguir con este proyecto de país progresista.

“Cada día recibo mensajes de ustedes pidiendo planes de auxilio DN-III, mayor número de militares y de policías federales, exenciones fiscales, subsidios, más dinero sin etiquetar.

[Bajando la mirada] “Y yo les doy todo lo que piden, pero no me dan nada a cambio. Ni siquiera me dan tantito de lo que los turistas gastan en las playas porque ustedes siempre lo malgastan en proyectos populistas que ni siquiera me comentan.

[Con lágrimas en los ojos] “Pareciera que sólo yo quiero ser un mejor país y que ustedes quieren recibir las ganancias del desarrollo sin tener que esforzarse.

[Estalla en llanto] “¡No es justo!”

llantoEstábamos juntos en este proyecto de país, pero ahora yo levanto la mirada hacia el norte y ustedes la bajan hacia el sur. ¿Cuándo nos pasó esto?”

El rompimiento

México se seca las lágrimas de los ojos y respira hondo. Entre frase y frase no hay tiempo para que los estados intervengan, todo se dice rápida y decididamente:

“Lo he callado durante mucho tiempo, pero ¡ya no puedo más! Esta relación me está destruyendo, ¿no lo entienden? ¿Acaso no sienten cómo cada día tenemos menos cosas en común? No solamente siento que no somos un mismo país, sino que no pertenecemos al mismo continente. Yo tan Norteamérica y ustedes tan… Centroamérica. ¿Cómo podemos estar juntos así?”

imposible“Hay amores como el nuestro que, simplemente, son imposibles”

“Yo sé que esto es difícil de comprender, pero ustedes y yo podríamos pasar un tiempo de reflexión. No quiero que piensen que esto es una disolución de poderes o un acto unilateral de rompimiento nacional. Quiero que todos vivamos  mejor. Ya sé que esto se los he dicho muchas veces, pero ahora sí es en serio. Si he llegado hasta aquí es porque de verdad ya no he encontrado otra solución para nuestra relación. No son ustedes, soy yo.”

La explicación de los beneficios mexicanos

Después de decir esas cinco palabras fatales, los estados se preguntan el por qué del rompimiento. Con estadísticas en la mano, México continúa:

“Miren, no es que no admire sus ciudades, con su gente pintoresca y sus callecitas con ‘trafiquito’. Pero es que últimamente he estado conviviendo con países del hemisferio norte y la verdad es que me siento muy bien junto a ellos. Me siento… feliz.

[Levantando la mirada y con voz firme] No ha pasado nada, eso se los aseguro. No quiero que piensen que he tenido algún affair sin reportarlo a los Senadores o Diputados. Pero no quiero cerrar la puerta para que pase algo en un futuro.”

cortejo

“Me encantas. Si tan solo tu parte sur estuviera un poco más ordenada…”

“Y los países que he estado viendo están un poco preocupados por mi mal desempeño en cosas como el Índice de Desarrollo Humano, mis calificaciones del examen PISA, mi PIB per cápita, y varias otras cosas. Por más que les insisto en sólo una parte de mi territorio está así de mal, ellos no me creen. Me insisten que o mejoro mis índices nacionales o ya no puedo seguir viéndolos. Queridos estados, a ustedes les consta que he hecho todo lo posible para mejorar cada indicador e índice, pero ustedes cuatro simplemente están estancados y me hacen quedar muy mal. [Entregando una copia del documento a cada uno de los estados] Para que vean que no estoy mintiendo, aquí están los números oficiales del INEGI, del examen PISA, del IDH, de la prueba Enlace…”

Da clic en la imagen para abrir en una nueva ventana el documento PDF con los datos estadistícos irrefutables que justifican el rompimimiento:

pdf

“Quiero que me den la oportunidad de arreglar mis índices y poder salir con mis amigos de la OCDE y del Banco Mundial. Hasta los de la ONU me dijeron que yo podría tener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad. Me gustaría poder hacer visitas a la Corte de la Haya sin ser señalado despectivamente como ‘ese país de tercer mundo que tiene a Michoacán’. Quiero tomarme unas fotos bonitas para The Economist y el Times. ¿Y saben qué es lo mejor? La semana pasada, los países populares de la OTAN me invitaron a tomar una cerveza y me dijeron que tal vez ya estoy listo para unirme a su selecto grupo. Yo sé que ustedes siempre se han opuesto a que pase eso, y sería mejor ahorrarnos otra discusión sobre el asunto, ¿no creen?”

otan

“Ya me vi. Seré parte del club de los populares”

Los beneficios de los estados friendzoneados

Las lágrimas le brotan a Chiapas y a Guerrero, pero entonces México dice con voz amigable:

“Oigan, pero ustedes también se la pasarán a todo dar. Desde que estamos en esta relación siempre han bromeado sobre eso de la soberanía, ¿o no? Y ya saben cómo va el dicho: “entre broma y broma, la verdad se asoma”. Ahora tendrán toda la soberanía y la libertad de acción que tanto han querido. Por ejemplo, podrán hacer una reforma educativa tal y como sus amiguitos de la CNTE la quieren, y también podrán suscribir esos tratados internacionales con Cuba y Bolivia que tanto han pedido pero que siempre les rechazaron los estados del norte.

[Dando una palmada en la espalda a los estados] “¿Y a poco no les gustaría ser reconocidos como un país independiente? Nadie, absolutamente nadie impediría que López Obrador fuera su presidente. ¡De verdad! Ya no más fraudes ni IFEs ni videos de Bejarano. Ustedes pueden tener al loquito para ustedes solitos, para que los gobierne por los siglos de los siglos como siempre han querido. Ya lo puedo ver: AMLO, Señor Presidente de la República Mexicana Legítima.

amlo

“Que el Señor bendiga a este gobierno vitalicio de la prole, para la prole y con los indígenas”

“¿Y qué me dicen de ser aceptados como un nuevo país en la ONU, la OEA o en el BID? Eso estaría de lujo. ¿A poco no?”

otrolatinoamericano

La opinión internacional sobre el inminente rompimiento

Las súplicas: ¡Dame centralismo, pero no me dejes!

Aunque a los cuatro estados les brillan los ojos por la posibilidad de tener como presidente a AMLO, ellos saben que se les acaba la vida gusana y que por primera vez tendrán que esforzarse para conseguir recursos y controlar a su población. Para evitar esto a toda costa, llueven las súplicas:

“Pero México, ¿acaso no hemos sido fieles a todo lo que nos mandas? Tú sabes que somos de tradición servil y pedigüeña, a diferencia de estados recios como Yucatán y Baja California. Nosotros no sabemos cómo hacer las cosas solos, y nunca imaginaríamos poder estar con ningún otro país. Te prometemos cambiar. Por ésta que te lo juramos.”

clinging-600x410

Te juro que mañana mismo abro el instituto de transparencia estatal que tanto te he prometido” 

“Haremos todo lo que nos mandes, todo. ¿Quieres quitarnos nuestros curules? Hazlo, no nos interesa ser representados en el Congreso. Tus mandatos son justos y no necesitamos votarlos. ¿Prefieres un gobierno central en lugar de uno federal? Hoy mismo derogamos nuestras constituciones y códigos estatales. ¿No te gustan los gobernantes que tenemos? ¡Qué nos importan las elecciones democráticas! ¡Todos se irán a la calle! Manda a tus delegados a gobernarnos y los recibiremos con honores. [Con lágrimas y de rodillas] Haremos lo que tú quieras, pero por favor, no nos expulses del pacto federal.”

Entonces México, juntando muchas fuerzas, dice:

“Eso es justo el problema: ustedes me mintieron. Nunca, nunca realmente creyeron en tener una democracia saludable que buscara el desarrollo de su gente. Ustedes lo único que quieren es seguir viviendo como antes de la independencia: con sus indígenas, sus cacicazgos y recibiendo todo de mi gobierno federal… sin dar nada a cambio.

“Llevamos 200 años viviendo una mentira. ¿No creen que ya ha sido suficiente?

La conclusión de la plática

México obviamente está conmovido, e intenta dar cabida a una leve posibilidad de esperanza:

“Creo que tal vez haya una solución. Como ya lo dije, por ahora esta ruptura es inevitable, pero bien puede ser un preámbulo para una futura y mejor relación entre nosotros. Para que eso suceda, ustedes tienen que cambiar. Yo sé que podrían sumirse todavía más en la depresión y en el subdesarrollo centroamericano, pero si demuestran que pueden salir adelante y progresar solos, entonces me habrán convencido de su compromiso con el desarrollo. Sólo así podremos volver un país federal sano como en un principio lo quisimos.”

Mexico2

“Cada vez que mire al sur, pensaré: ‘algún día podríamos volver a estar juntos'”

“Por ahora podemos ser amigos. Amigos especiales, por nuestra historia y por nuestra frontera común. Seremos amigos de comercio y de inversiones. Seguramente nos veremos en las reuniones de la OEA y del BID. Yo apoyaré su incorporación a la ONU y al Banco Mundial. Es probable que hablemos casi a diario para mantenernos al tanto. Pero por ahora no hay que pensar en tener alguna relación más cercana. Yo sé lo que ustedes sienten y siempre lo tomaré en cuenta. Pero no hay que dejar que esos sentimentalismos hagan que las cosas sean incómodas entre nosotros. ¿No les parece?

“Es más, ¿les gustaría acompañarme en la noche a la reunión con los muchachos de la OTAN? He escuchado que sus conferencias son épicas y loquísimas. Pero algo debe de quedar muy claro: no vamos juntos juntos sino sólo como amigos. Ya saben, como los mejores amigos que somos.”

.

Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca:
bienvenidos al friendzone

friendzone

Comentarios

[…] Espera la próxima entrega: Superar el nacionalismo: beneficios irrefutables de la escisión sureña. […]

Benito Ramirez dice:

OK, ya criticaron, chido carnales, muy bien, pero y si también proponen soluciones ? Creo que en México sobran críticos, y hace falta cabrones que den buenas propuestas, hagan otro blog de propuestas o en sus críticas acompáñelas de propuestas o qué podemos hacer para mejorar ??, ya estoy hasta la madre cansado de tanta chingadera de proceso, de la jornada , de el deforma, reporte índigo, y, todas esas madres; pero no hay nada constructivo en su puto blog de mierda, no mamen, propuestas señores!!! LO QUE NECESITAMOS SON PROPUESTAS!!!! de quepompo, ok entiendo que son bien intelectuales y que estén bien documentados, pero a ver ? digan ? qué le proponen a chiapas, guerrero, oaxaca y michoacán para mejorar ? a ver si son tan buenos para el sarcasmo y para criticar también hagan valer su pensamiento crítico para construir , no mamen, dividiendo no llegaremos a nada cabrones, entiendan, estan bien pendejos, ustedes en vez de sumar y multipliar están restando y dividiendo con tanto puto y pendejo sarcasmo y crítica brutal, me cago en la puta madre que los parió

fonPP dice:

Una de las recomendaciones que hemos dado al gobierno es que La Rosa de Guadalupe se convierta en el programa oficial de las escuelas públicas. Si eso no es suficiente, entonces no tenemos idea de qué pueda serlo.

Deja un comentario