Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

15- G: La Revolución Geek

Hemos oido a gente indignada por muchas cosas, la corrupción, la violencia, el cuidado del medio ambiente y el comercio justo. Son bonitas aspiraciones, pero hay cosas más preocupantes para un sector de la población ignorado. Discriminado por nacos, fresas, gays, por la derecha y la izquierda: son los geeks y han tomado la acción de la protesta. Este es su manifiesto.

¡Somos el  ¶% de la sociedad!

1. Subsidios para videojuegos que sustituyan la educación: Quen Pompó ha defendido con pasión la idea de que la actividad tecnológica con fines recreativos debe ser subsidiada. No sólo eso, la educación en México y en nuestros países en desarrollo es chafa e invertir en ella es una perdida de tiempo. Es mejor entrenarnos en otras actividades como los juegos de rol en línea y en Starcraft. queremos una agenda educativa nueva, sutituir el inglés por el japonés en las escuelas, menos civísmo y más matemáticas.

Así es como vemos el futuro

2. Ni un rechazado más: Los geeks somos feos exterior e interiormente; pero somos apasionados del amor, unos románticos perdidos que fracasan en el amor al declarar nuestro interés por una persona. Exigimos que no hayan más rechazados en el amor. El Estado debe encargarse de las personas solitarias, porque el afecto es más importante que el dinero sucio de los Indignados o los hippies rechazados por las escuelas públicas (por t-o-n-t-i-t-o-s).

Nada mejor que hacer que beber

3. Establecer el día del Cosplay y los juegos de cartas. Estas actividades son motivo de celebración, la comunicación geek no virtual ocurre por medio de estos juegos. Exigimos un foro para este tipo de convivencia. Exigimos respeto y que estas actividades no sean mal vistas, sino insignia de orgullo nacional.

Llamamos a manifestarnos pacíficamente mediante tres acciones este 15 de noviembre:

  1. Declararnos abiertamente geek
  2. Declarar nuestro amor inconfeso a ese amor platónico
  3. Declarar nuestra adhesión a un juego o manía geek 

 

Deja un comentario