Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

¿Por qué nos gustan los feos?

Quén Pompó se dio a la tarea de examinar por qué tantas nenorras andan con tipos feos y no con los fornidos y sobreproporcionados (calzamos grande, del 30 por lo menos) escritores de Quen Pompó. Esto es lo que ellas nos dijeron sobre el caso. Les encanta lo Feo, Fuerte y Formal.

Fidelidad asegurada. Un hombre feo garantiza que ninguna mujer lo querrá ni por apariencia física ni por abundancia de su especie. Él se verá obligado a retraerse en castidad y tu podrás administrar su felicidad, pues serás la única que lo mirará a los ojos.
Contraparte mala: Celos, la fidelidad se volverá religión.

Siempre a tu lado, su diosa

Te hace ver más bella. Las demás verán el adefesio a tu lado. Y eso resaltará por contraste tu belleza. Frases como “te ves más joven” o “no notaba tu cutis tan terso” serán evidentes ante el orco a tu lado. Estas frases vendrán de tus amigas, o de ese guapo y fornido hombre soltero en la fiesta.
Contraparte mala: tus amigas pensarán que no te pudiste encontrar algo mejor.

Los criminales también les temen. Los feos no son víctimas del crimen. Los truhanes que andan por las calles los identifican con otro poco afortunado por la vida, o con un monstruo producto de su culpa. Siempre estará ahí para defenderte. Pensarán que ya estás siendo atacada por ese demiurgo.
Contraparte mala: También los demás lo ven con horror.

¡Cuánto poder!

No pueden empeorar en el largo plazo. Ya es feo. No puede sufrir la tragedia del guapo que engorda o que encanece. La pregunta es ¿cuánto más feo puede ponerse? Ese orco de piel gris es el novio perfecto. Eso sí, gastara enormidades en aparentar verse bien.
Contraparte mala: Tampoco pueden mejorar.

El amoroso padre de tus hijos

Alguien tiene que pagar. Esta es la mejor parte. El precio que está dispuesto a pagar por ti es altísimo. Aún si no hay amenaza de que lo dejes. Basta con sugerirle, una pulserita, un collarcito o un diamantito. El precio puede subir si lanzas miradas a los traseros de hombres mejor dotados que tu feo acompañante. si no hay un feo rico a tu lado esta página puede ayudarte.
Contraparte mala: No hay, disfruta.

Te llevará a comer langosta en un yate con vajilla de oro y diamantes

Deja un comentario