Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cosas que hacen los mexicanos en el exterior (y tú crees que nadie lo ha notado)

Como parte de una trilogía presentamos la primera parte de los artículos que exploran la relación europeas-mexicanos. En este artículo exploramos el fenómeno “dejar en alto el nombre de México” algo a lo que estamos compelidos moralmente al ir al extranjero. Fuera de la migración, que es debemos viajar a un lugar bonito y hacer de las nuestras con el entorno. Estas son cinco situaciones que hemos identificado con ese problema.

1. Hacer preparativos para “estudiar”. Sabes a lo que vas. No hay engaño, empacas 7 tiras de condones, tres botellas de tequila, llenas tu ipod de música latina, te llevas una chamarra gruesa y debajo, tu camisa “ligadora”. Nada más, ni un lápiz. El objetivo de la misión es ponerse perdidamente ebrio y toquetear a cuanta dama se deje: cuán más lejano el país, mejor. He aquí un video de lo que las escuelas deberían ofrecer en los intercambios, como a los europeos con su Erasmus intraeurpeo.

2. Hacerte el que puede tomar mucho porque en casa tomas Tequila. Querrás impresionar a las damas con tu exagerado nivel de alcoholismo que los europeos con su vino (ah débiles) no pueden emular. Pedirás tequila, vodka, cerveza y cuarto alcohol haya y acabarás fundido. La cosa acabará en que refocilarás con la fea, en facebook verás las fotos en las que acabaste bailándole sin camisa y será tu novia para todo el intercambio. Le juras amor eterno y ella lo toma en broma, pero en el momento de la despedida ella entiende que piensas que la cosa va en serio y se decepciona y te deja a ti en solitario. Nunca volverán a hablarse.

Así la conociste

3. Querer ligar con todas. Latino significa “podría estar con jenifer lopez, pero me agrada estar contigo” y esa es la actitud que debes practicar después de broncearte todo el día, rasurar este bigote delgado y engominarte por una hora. La cosa es que lo intentas con la que se deje y todas acaban enterándose. Ninguna chica te hará caso pensando que ya tienes de novia a otra y a ella sólo le coqueteas por ser tu naturaleza. Es cierto, pero no menos cierto que darías todo porque pasara “algo”.

Ahora felices para siempre

4. Juntarte con gente que habla español y no aprender el idioma local. Cosa que no es mala, sabemos que los otros idiomas son el español mal hablado: el portugués, el francés y el inglés. El problema es que has pagado una fortuna por aprender estos idiomas y aún cuando no te servirán (como si a ellos le sirviera para bajar su tasa de suicidios) el objetivo también es ligarte una guerita alta de tamañas proporciones. Harás tu mejor esfuerzo, pero descubrirás que hablar español es la clave de tu éxito.

Por que al final del día, estas en casa.

5. Hacer algo tremendamente estúpido y justificarte con que eres mexicano y una sonrisa latina. Orinaste en la vía pública, rompiste algo en un museo o dijiste una frase culturalmente ofensiva y todos están enojados contigo. Sólo hay una solución a esto que promete linchamiento o una multa enorme. Decir que eres turista y eres mexicano y sonreír haciendo ojitos al agraviado. Si fueras gringo esto significaba escándalo y cárcel, pero los europeos comprenden que no estamos para reglas absurdas y que realmente no era nuestra intención (nunca lo es); una palmada en la espalda y un regañito y la cosa acaba.

Por ejemplo, cuando alguien le puso un sombrero a la estatua de Mandela durante el partido Mexico Sudáfrica.. y lo arrestaron

Deja un comentario