Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cómo se siente un hombre

Antes de leer este texto, recomendamos revisar Cómo se siente una mujer de Claudia Regina. Esta es una respuesta especial de Quen Pompó a todas las feministas de este planeta.

feminista

Así trata La Macho a los escritores hombres de Quen Pompó

Pasó cuando yo tenía 13 años. Jugaba Starcraft en la computadora diariamente. Salía por una torta todos los días a la esquina y caminaba por un corredor lleno de gandules y jovenzuelas de poco valor. De estas caminatas recuerdo algunos momentos: las chavas me veían como si fuera escoria del universo, los gandules me hacían bullying y mi abuelita me decía que jamás iba a hacer algo de provecho en mi vida. A lo lejos escuchaba los murmullos de las chavas: “Ese está bien feo”.

Ahora multiplique eso por todos los días de mi vida.

Sé que para las mujeres es difícil entender cómo eso puede ser violencia. Nosotros mismos, hombres, nos acostumbramos y dejamos eso así. Nosotros nos acostumbramos para poder vivir el día a día.

nerd

“La violencia silenciosa la consuelo jugando Starcraft”

Un día de estos, estaba sentado en un Starbucks dócilmente leyendo un texto de historia política. Entró al café una mujer con unos kilos de más, vestida con colores brillantes y con ropa que desafortunadamente dejaba ver demasiada piel. Así como un texto resaltado con ese color rosa fosforescente de los marcadores, esa mujer atraía las miradas de la gente a su alrededor. Yo noté su presencia y sólo la miré brevemente. No obstante, fui yo quien fue objeto de su odio contra el mundo, pues me vio fijarme en ella con cara más de asombro que de lujuria. Enrojeció y gritó “¡Pinche naco acosadooooooor!”

ma1846542m-300x225

“Soy feminista y no quiero miradas lujuriosas de hombres depravados. No te atrevas a mirarme.”

¿No es eso violencia?

El privilegio es invisible. Por cinco mil años, las instituciones patriarcales sabiamente construyeron el estado moderno y terminaron la guerra de todos contra todos. Antes, hombres y mujeres eran subyugados, violentados, asesinados, limitados, controlados. Muchos, principalmente hombres, murieron en guerras, construyendo instituciones y protegiendo la paz y la libertad. No obstante, por cada científico, físico, jefe de policía, matemático, astronauta, médico, abogado, actor, general, había decenas de mujeres a las que había que mantener y que exigían de cada hombre ser proveedor, amante, amigo, padre, o paño de lágrimas. Lectora mujer, intente imaginar un mundo en donde por cinco mil años no se haya esperado de su género ninguna otra cosa más que trabajo, sacrificio y culpa.

La biología y la sociedad han puesto al hombre en la posición más injusta, pues se nos obliga a compensar el trabajo que Dios no hizo en la tierra. Tenemos que fingir que las feas son bellas, intentar permanecer frío ante las curvas femeninas, y lo más terrible de todo: se nos obliga a fingir que el síndrome premenstrual (PMS) no existe, pero sí sufrir sus consecuencias.

pms

5,000 años de opresión femenina cada 28 días

Aunque el mundo esté en proceso de cambio, todavía existe la opresión hacia el hombre.

Es cierto: Hoy la vida se volvió mucho mejor, principalmente para el hombre occidental como yo. Ahora en la modernidad, un hombre puede vivir con sus padres hasta entrados sus años 30 leyendo novelas y escuchando música indie. Este privilegio antes sólo reservado a las mujeres, que, en el peor de los casos, vivirían una vida cómoda de solteronas.

No obstante, todavía siento en la piel las consecuencias de estos cinco mil años de opresión.

En la infancia, no me dejaron quedarme en casa a leer; tenía que ir a jugar fútbol y pelearme con otros para “forjar carácter”. Padecí bullying desde los seis años hasta los 35 en el trabajo, y cada vez que me quejaba la respuesta era la misma: “sé hombrecito”. ¿Puede una mujer imaginar una respuesta similar? ¡Jamás! Existen institutos para la protección de la mujer, contra la violencia de la mujer, a favor de los derechos de la mujer. ¿Y qué hay de los hombres maltratados o subyugados? La concepción general es que son débiles de carácter y lo único que necesitan es un poco de huevos.

slacker

Cuando una mujer hace esto: “pobrecita, está cansada”. Cuando lo hace un hombre: “es un huevón.” Vivimos en una sociedad injusta.

Sufrí la adolescencia entera (¡y también mi vida adulta!) por no comportarme de manera masculina. También por tener panza chelera. Y por jugar Dungeons & Dragons. Desde siempre tuve mi sexualidad reprimida por mi familia, por la sociedad y por los medios. Cualquier cosa que hiciera mal sería motivo para ser llamado ocioso, nerd, teto. Siempre se esperó de mí un cuerpo escultural, un trabajo millonario y una capacidad de entender a las mujeres en cualquier situación. Sólo basta buscar las palabras “hombre perfecto” en google para darse cuenta de las expectativas sociales que hay sobre nosotros.

perfecto

Y a esta imagen hay que agregarle: (a) un salario de al menos 80,000 dólares al año y (b) saber perfectamente qué hacer en la cama para que la mujer llegue cuantas veces quiera

Todos mis intentos por acercarme a una dama fueron acusados de atrevidos a pesar de sólo sugería ir por un café. La realidad de este mundo es que al invitar a una chica, a los feos nos llaman pervertidos o blandengues, y a los guapos los llaman papacitos. ¿Por qué ahora cuando una mujer recibe un cortejo no deseado se llama “acoso”, y cuando un hombre lo recibe se llama “libertad femenina”?

Para triunfar en una oficina, una mujer tiene un mecanismo acelerado de ascenso: sólo basta con hacerse la víctima. En cambio, los hombres tienen que competir para destacar. Hay sangre y muchos valientes quedan varados en el camino. Por cada mujer sin calificaciones que consigue una diputación por cuota de género, hay cientos de hombres que se estrellaron contra la pared tratando de conseguir un puesto similar. Esto es violencia.

Las mujeres nos hacen vestir de traje, sofocándonos con corbatas y pantalones ajustados ahí. Nos hacen rasurarnos a los verdaderos hombres. Restringen la libertad de nuestra cintura. Y sobre todo, nos hacen gastar tiempo en conversaciones aburridísimas sobre su vida. Porque si no lo hacemos, seremos etiquetados de “cerdos calientes a los que sólo les interesa el sexo”.

escuchando

“Te escucho, te comprendo y me intriga tu pensamiento. ¿Ya podemos tener sexo?”

Cuando estoy en el metro procuro un lugar seguro para evitar rozar a alguien para evitar ser tachado de pervertido. ¿Usted hace eso? Ya hasta hay una ley contra las miradas lascivas, lo que sea que signifique eso. En el camión soy un cerdo machista si le cedo el asiento a una mujer, pero también lo soy si no se lo cedo. Y soy un monigote indeciso sin provecho si me toma demasiado tiempo decidir si cedo o no el asiento. Total: el hombre siempre pierde.

Cuando voy a reuniones de familia, me preguntan siempre qué estoy estudiando y en qué estoy trabajando. Si no doy una respuesta adecuada, como “soy médico y gano mucho dinero”, significa que soy un paria para la sociedad y las mujeres.

En la televisión, el 90% de las propagandas me denigran. Casi ninguna película me representa. Todos los hombres son mostrados con abdomen de six pack perfecto, con una sonrisa envidiable, con una mirada de guerrero y con múltiples objetos costosos que “resaltan” sus características masculinas. Cartier, BMW, Rolex. Todos son instrumentos de opresión femenina.

most-expensive-diamonds

Feminismo moderno: equiparable al gulag, a Auschwtiz, a Tiannamen…

Mientras usted, mujer, en la secundaria hacía concursos para ver quién se ponía la falda más corta, a mí, hombre, se me enseñaba que si quería un poco de atención, tenía que pasar la tarea, aprender a pelear o evitar llorar a toda costa.

¿Cuánto tiempo me demoré para librarme de la represión sexual y convertirme en un hombre indiferente? ¿Cuánto tiempo me demoré para conseguir venirme, mientras varios de mis compañeros continúan sin hacerlo porque su pareja padece celulitis o feminismo y por eso no consiguen una erección? ¿Cuántas veces escuché que tenía que usar desodorante Axe y rastrillo Mach 3 y leer GQ? Todo eso para, al final del día, ir a cenar a un restaurante y recibir la cuenta cuando yo no la pido, pues desde hace 5 mil años soy considerado el único responsable de proveer. Y todo eso ¡coño!, para escuchar que estoy exagerando, que la mujer se ha liberado y que eso es bueno.

triste

“No puedo tener una erección contigo. El problema no eres tú… es tu celulitis.”

Eso es un resumen de lo que sufro o corro el riesgo de sufrir todo el día. Yo, hombre blanco, hétero, clase media. El hipster sufre más que yo. El naco sufre más que yo. El nerd sufre más que yo. Pero todos nosotros sufrimos del mismo mal: A nadie le importa que un hombre  ande lloriqueando en internet. A nadie. A diferencia del post sobre cómo se siente una mujer, este post recibirá comentarios negativos, burlones, simplones.

En nuestra sociedad es claro que los hombres soportamos todo esto con la mirada fija en el horizonte y sin protestar.

¿Pero saben qué? ¡Que triunfe el feminismo! Yo feliz: sexo más fácil, menos responsabilidades con las mujeres y no pensar en mantener una familia.

Eso sí: no me vengan a pedir que lave los platos o que cuide a los niños. En lugar de trabajar para apoyar en estas cosas que generalmente sólo le interesaban a las mujeres (ahora ya no tanto), mejor me voy a las Vegas y lo gasto en alcohol, autos, más sexo fácil y videojuegos. Total, que trabajen las mujeres, ya que tanto lo desean.

A ver quién se dedica a construir la civilización.

Comentarios

Jorge Vallejo dice:

Por una sociedad con menos géneros y más personas.

Tranco. García dice:

A mi me gustan los muchos géneros, humano unicornio, o asexual ornitorrinco

Seguro también te hacen bullying en tu escuela o en el trabajo, hermano

Maria Perez dice:

La verdad “Carlos Tabernero” es que este artículo demuestra que eres una basura más de todo el montón de basuras de hombres que habitan este planeta. Gracias a tipos como tú que se BURLAN de un ARTÍCULO SERIO y que se BURLAN e IRRESPETAN a las mujeres, es que existimos mujeres como nosotras.

Gracias a la Misoginia y a la Idiotez, existe la Androfobia y la Misandria.
Lamentablemente la Misoginia sigue dominando al mundo, gracias a artículos llenos de basura y de mierda cerebral como estos.

Happy Day Motherfucker!

María, leí tu comentario y me siento increíblemente atraído hacia ti.

¿Me pasas tu teléfono? Yo soy distinto a estos escritores ganapanes de Quen Pompó.

Yo sí escucho a las mujeres feministas y me intriga profundamente su pensamiento.

P.D. ¿Eres atractiva? No es muy importante, pero me gustaría saberlo antes de que me des tu teléfono.

karina dice:

jaja tu si que eres un penoso :C tipico de hombres de pene pequeño ^^ saludos

Lo poco que tengo que dar al mundo hay que distribuirlo bien. Por eso no hay que malgastarlo con feas.

juanito dice:

jajajaja, se la aplicaste chingon.

Juan Trancos Garcia dice:

Siempre, en el fondo, es un argumento sobre el tamaño.

Kiara dice:

siempre buscando banalizar todo.. que asco de enser que eres..
lógico que se apoyarian entre ustedes, abalando este articulo.. que pena que todo termine en una guerra de géneros , siendo que el feminismo solo aboga por una EQUIDAD y que los hombres aprendan de las brechas que persisten hoy en día

cesar orozco dice:

pero la verdad es que no dijo ni una sola mentira, tu seguro eres de esas que dicen ser independientes pero necesitan un tipo que les provea todo y el que no lo haga es un patán. Así que fácil es ser feminista y así abundan.

Kiara dice:

que comentarios de tipos machistas, me dan una pena

Rubén dice:

No los leas y ya, chulita.

Paloma Manrique dice:

“Happy Day Motherfucker!”
Que feo que haya mujeres machistas que utilizan insultos machistas. Ellas hacen más daño a la causa que estos terribles blogs.

Happy Day Fatherfucker.

Reinhardt dice:

Punto para Paloma, jajaja xD

Ciertamente, hay mucha mujer “feminista” que emplea insultos netamente machistas :v

Aunque, la pregunta es, ¿de verdad necesitamos caer en soeces?

Lo dejo como retórica~

Saludos 🙂

Samantha Caro dice:

La vida nunca ha sido fácil para ningún género, ni lo será en el futuro próximo, aún no aprendemos la lección.

El artículo es sólo una parodia del texto original, que lejos de aportar algo, no hace más que intentar burlarse de una situación real y mostrar la vida de los “sufridos hombres”.

Los tiempos han cambiado, a causa del machismo han muerto miles de mujeres, pero, ¿cuántos hombres mueren a causa del feminismo?, ¿cuántos hombres son violados? ¿cuántos hombres viven acoso sexual en sus trabajos? ¿cuántos hombres se dedican a cuidar un hogar e hijos sin recibir paga? ¿cuántos hombres dejan de vivir sus sueños por que la sociedad dice que para un hombre eso no está o se ve bien? ¿cuántos hombres se contagian de ETS porque sus esposas les son infieles? ¿cuántos hombres son golpeados por sus novias y esposas? ¿cuántos hombres no son ascendidos en sus trabajos porque no acceden a tener sexo con su jefa? ¿cuántos padres les enseñan a sus hijos que es su deber atender a sus hermanas y madre porque son mujeres? ¿tienes esas estadísticas? Con ellas darías buen fundamento a tu artículo.

El autor confunde términos, si bien tus problemáticas planteadas aquejan a gran número de hombres “feos”, nerds, hipsters, etc. (como los llamas), no culpes a las mujeres, nosotras también podemos replicar diciendo que nos sometemos a tratamientos mucho más dolorosos de “belleza”, para corregir las imperfecciones y lucir perfectas para ustedes, y cuando eso sucede !les encanta! Ambos géneros somos víctimas de la mercadotecnia, de crisis económicas, existenciales, del estrés de la época y además tenemos traumas de la infancia sin resolver, que podemos decir que es culpa de algún género, pero ¿de eso se trata?.

Las féminas al igual que los hombres merecen oportunidades, equidad, y ésto deja por fuera al machismo y al feminismo, pienso que no se trata de ver quién tiene mejores argumentos contra el otro, o quién es más creativo en ofender al género opuesto, se trata de darse cuenta que todos y todas somos humanos y merecemos respeto por el simple hecho de existir, si aprendemos a respetar, aprendemos a convivir.

Las mujeres no queremos ser hombres, ni los hombres mujeres; las diferencias nos engrandecen y complementan. Ésa es mi opinión sobre tu artículo y sólo espero que lo próximo que escribas sea pensando en que mucha gente te lee, lo que te adjudica poder y responsabilidad. Si tu objetivo es causar polémica y entretener a quien busca perder el tiempo, pues bien por ti, vas por buen camino, pero por el contrario, si te informas antes de teclear y además respetas, con tus palabras puedes abrir mentes y hacer diferencias que uno nunca sabe, tal vez terminen beneficiando a tu hermana, madre, esposa, hija, etc.

Me agradó encontrar esta respuesta, ojalá varios la lean. La entrada de este personaje sólo me reafirma que aún tenemos problemas con las cuestiones de género. Definitivamente las mujeres no queremos ser hombre (aunque algunas de niñas los deseábamos por los roles y estereotipos de género) y los hombres no quieren ser mujeres. Creo en las diferencias de género pero también creo en el acceso a las oportunidades.

Un saludo…

Escéptico dice:

Los hombres hemos abusado de nuestra fuerza física porque somos animales; y lo hacemos no solo en una relación sexual, sino también con otros hombres en otros ámbitos de la vida. La educación y las reglas sociales mitigan los comportamientos animales, pero es imposible que lleguen a desaparecer totalmente. Siempre habrá quien se prevalezca de su condición física, de su mayor fuerza. De la misma forma que hay muchas mujeres que se prevalecen de su belleza y seducen para lograr objetivos personales o profesionales.
En la vida de pareja hay más armas que la fuerza; conozco muchos hombres que sufren un grave violencia psíquica de sus parejas.
Todo se puede ver desde diversos puntos de vista. Por poner un ejemplo sencillo, yo estoy casado, y mi mujer, licenciada, trabaja cuando y en lo que le apetece. La responsabilidad de llevar manduco a casa es EXCLUSIVAMENTE mía y la sociedad lo admite.
No quiero entrar en contabilidades. Muchas de las cosas que dice el artículo de Claudia Regina son objetivamente ciertas. Y en muchas otras se pasa de frenada. Sobre todo en aquello que se refiere a “percepciones”. Algunas incluso son, desde mi humilde punto de vista, “boutades”.
Pero tampoco me gusta el artículo “cómo se siente un hombre”. También hay demasiadas “boutades”.
Dejo una estadística para la reflexión ( ya que alguien ha hecho referencia a aportar estadísticas): busquen el número de suicidios en España de hombres separados. Es aterrador.
Nada es nunca totalmente blanco o negro, como parece creer Regina.

Kiara dice:

pobres hombres………………………………… esos son casos aislados, eso bien lo sabes….

Paula Jimenez dice:

Esto es justo? Esto a los hombres les parece bien?

http://www.noticias24.com/gente/noticia/101872/en-video-manosean-a-una-mujer-en-un-juzgado-de-ee-uu-y-la-detienen-por-resistirse/

fonpp dice:

Estimada Paula, este artículo es exactamente la queja a lo que tú estás diciendo.

Por ejemplo, si yo digo “qué video tan horrible, es una vergüenza que sucedan ese tipo de cosas” entonces tengo una palomita de parte de las mujeres. Pero si de pronto en el camión se sube una mujer y no le doy el lugar porque realmente estoy cansado, las mujeres me tachan de misógino, irrespetuoso y hasta pensarán que estoy de acuerdo con lo que sucedió en el video que posteaste.

Yo no niego que haya injusticias contra las mujeres en muchos lugares. Tu video es sólo una muestra. Pero la presión que existe sobre nosotros los hombres que no cometemos injusticias (o al menos no queremos hacerlo) es que una sola palabra o acción–no grave–que no cumpla con el estándar de una sola mujer, entonces es suficiente para decir “este es un machista y un cerdo irrespetuoso”.

De nuevo, concedo tu punto sobre la injusticia que sufren muchas mujeres. Lo que este artículo quiso aclarar es que no existe una escala (de 1 a 5 ó de 1 a 10) para un hombre que respeta o no a las mujeres. Un hombre es o un caballero respetuoso o un cerdo machista despreciable.

anónima dice:

Al autor: te recomiendo un libro, se llama “Masculinidad tóxica”, de Sergio Sinay. Te darás cuenta de algunas cosas y tal vez te refutes a ti mismo.

El taquero dice:

“Masculinidad tóxica” suena a buen título de película porno. Heh.

michelle dice:

Machismo no es lo mismo que feminismo.

Ah y empiezen a renunciar a las asignaciones biopoliticas de genero.

michelle dice:

El problema es el genero.
Vos hombre blanco hetero clase media
Pensa en el asignado medicamente biohombre, marica, latina, clase media baja y feo a los parametros de belleza que bien te gusta remarcar.

el loco dice:

Estimada Michelle, debo admitir que inicié como el hombre de esta artículo. Hoy sin embargo, soy ajeno al debate del género. Me considero un posthumano. Me he encaminado al mejoramiento de los capacidades intelectuales por medio de la tecnología y he eliminado de mi ser la sexualidad y la identificación biológica y estética.

Creo que el parámetro futuro de la reproducción humana, único valor del género, será nuestra capacidad creativa, desprovista de sexualidad.

Para la temporada Otoño-invierno 2013 Foucault está out y Rawls sigue de moda como desde hace cuatro años. Ninguno me gusta, pero es la moda y ésta manda.

Anónimo dice:

“Nos hacen rasurarnos a los verdaderos hombres”… creo que eso, es más bien una exagerada expresión de machismo (o lo que sea). No por ser hombre uno tiene que parecer un chewbacca, más bien, cada hombre tiene el derecho de decidir sobre el qué hacer con su cuerpo. El estereotipo es herrado a mi parecer.

joana dice:

depende , a algunos les queda bien el estilo” chewbacca ” obviante siempre y cuando sea reconocible

joana dice:

Hay que buscar igualdad … ya basta de abusos tanto femeninos como masculinos , las feministas no buscan igualdad sino ser favorecidas y los/as machistas solo los/as hacen mas toxicas … cada uno aquí tuvo su opinión y esta es la mía

Francisco Siqueiros Bejarano dice:

No nos hagamos weyes… En la cama, el feminismo y el machismo se van por la ventana…

lucille. dice:

Es estúpido y cansador ver cómo en el S. XXI se siguen discutiendo éstas cosas.

Personalmente -y supongo que por suerte- nunca me he encontrado con un hombre que haya abusado de mí psicológica o físicamente, sino que me encontré con humanos haciéndolo. Porque es lo que somos. Humanos. Animales.

Realmente hay diferencias físicas y quizás psicológicas entre machos y hembras pero, ¿es realmente tan importante remarcarlo? ¿No es mucho más fácil poner cada uno su grano de arena para que en la actualidad el género no sea más que un rasgo de los seres vivos?

Tengo amigos hombres. Tengo amigos hombres muy buenos. Sensibles como cualquier ser humano, y eso no significa que quieran tener algo sexual conmigo o que yo quiera eso con ellos. Tampoco son machistas por contarme sobre esa chica que les gusta o decir “qué buena está” frente a mí, y no es una falta de respeto, es una maldita opinión. Tengo amigas mujeres. Tengo amigas mujeres muy sensibles como cualquier ser humano y también con un par de neuronas quemadas por el estúpido feminismo extremo, tengo amigas mujeres que opinan frente a mí que “aquel está bueno” y también, es una maldita opinión. Tengo un novio, tengo un novio con el cual, haciendo una vista general desde la complementación sentimental entre una fémina y un macho: es realmente un ejemplo de ser humano y me siento bien habiendo encontrado un ser humano así, pero ambos colaboramos para una buena relación social.

Valoro también en las personas el hecho de no distinguir, para bien, el género de alguien, de no discriminar por lo mismo. Tengo amigos hombres más grandes y mujeres amigas más grandes también. La edad, el género, la orientación sexual, no son más que adjetivos. Supongo que evolucionaremos el día que lo comprendamos y lo usemos para bien, no en plan de decir “bueno, yo le pego a él y a ella porque da igual si ella es más frágil o no: son iguales” no, en realidad, la violencia es la misma mierda para mujeres y para hombres. Que sean hombres no significa que van a aguantarse lo mismo y que sean mujeres no significa que van a aguantarse menos los golpes.

El hecho de criar una nena diciéndole que es frágil, que debe ser “femenina”, que debe usar muñecas y no herramientas porque eso es para los nenes, que son “fuertes”, que son “machos”, que no pueden jugar a la casita… eso también es violencia. Así como también generalizar. Cuando una mujer dice; “todos los hombres son iguales” vaya, ¿conoció a todos los hombres para decirlo? o cuando dicen que “todos están guiados por su instinto sexual, son bestias, lo único que les importa es usar a las mujeres” wow, ¿hablaste con todos los hombres y lo admitieron? Puede que algún neandertal lo acepte, pero no creo que para todos sea así. Y si es así, pues una lástima, porque no saben lo que se pierden si no comparten una conversación /o cualquier situación/ sobre cualquier cosa, sobre cultura o historia, sobre música, sobre matemáticas, lo que sea, con la diversidad de opiniones que pueden aportar seres humanos mujeres u hombres. Distintos puntos de vista. Eso nos contribuye como seres humanos. Y las emociones, los sentimientos, todo lo que hace a la finalidad de la vida menos pesada… la compartimos, ambos géneros.

¿La finalidad? Morir. Hombres y mujeres mueren al fin. De nada sirve discutir sobre quién es superior o quién le arruina más la existencia al otro. Sólo vivamos.

Lucille, me caes muy bien. Nuestra labor en QP es ridiculizar un poquito a quienes se tienen en demasiada estima. Lo curioso es que no somos nadie, y en este texto no fuimos sino un espejo devolviendo el reflejo más una nariz de payaso.

Para eso sirve el humor: para hacernos la vida menos pesada.

Te recomiendo este link: http://www.utne.com/Politics/How-To-Cure-A-Fanatic-Amos-Oz.aspx

Kiara dice:

Felicitaciones por que nunca te hayan piropeado en la calle , manoseado, ni padecido ningún tipo de inequidad de género al momento de querer acceder a un puesto de trabajo, donde probablemente ganes menos que un hombre por la mismas funciones….
Lo que si debo aclarar, que no hay punto de comparación entre el feminismo y el machismo,, ya que la mayoría de la gente ,como tú por ejemplo, desconoce que el feminismo aboga por la EQUIDAD de género. No se trata de decir que TODOS los hombres son unos depravados o algo por el estilo. Conozco varios hombres que abogan por la igualdad en todos los aspectos, pero el machismo sigue imperando actualmente. Deberíamos todos seguir trabajando en contra de aquello y evitar bajarle el perfil al asunto, como has hecho tu, ya que SI EXISTE una problemática cultural y social de fondo

Abril dice:

Me dio mucha risa tu escrito. Y más risa me dio el primer comentario, lleno de rabia feminista. Gracias.

Pasando al azote:

Qué locura. No generalizo pero conozco feministas recalcitrantes que se dejan pegar por el novio (o novia), que acosan a los chavos y los tachan de maricas si no acceden a acostarse con ellas. Por supuesto, como mujer, también he vivido el acoso en las calles con agarrón de nalga incluido.
Y es que la jodidez en turno no distingue entre penes y vaginas. Lo realmente insoportable es saber que somos nosotros, todos, los creadores de un mundo que parece asfixiarnos.

Ya sé que tu propuesta es no azotarse, pero ni modos…el discurso de las mujeres inunda el ambiente con su queja y su victimización (y por supuesto los beneficios de ser mártires y sacrificadas) pero ¿qué de nuevo tienen para decir los hombres? Mala cosa será si empiezan a imitar el discurso plagado de chantaje.

Saludos desde México.

Kiara dice:

que penoso tu comentario, rabia feminista?
En fin, creo que aun no se entiende que debe abogarse a la EQUIDAD, en vez de caer una y otra vez en una guerra de géneros,,, como has hecho tú

Kay dice:

Al autor de este escrito (Carlitos Tabernero):
¡¡¡Gracias por escribir y publicar este artículo!!!! ¡Leer esto es música para mi oídos!
De sólo imaginarme cómo te tiene que haber dolido el hoyo del culo al leer la columna de Claudia Regina, me dan ganas de llorar de la risa. Ya te imagino ardiendo de rabia frente al computador, al darte cuenta de que a una mujer le bastaron algunos párrafos y un par de ejemplos para dejar al descubierto la falacia de que “el machismo ya no existe, es sólo un invento de las feministas que se hacen las víctimas”.” Tu rabia debe haber aumentado todavía más, cuando al leer la columna te sentiste identificado con varios de los ejemplos que da la autora, ya que probablemente son cosas que has hecho durante toda tu vida: mirar inapropiadamente a una mujer (o a una menor de edad…), sentirte con el derecho a manosearla, a decirle obscenidades, a tratarla de ‘estúpida’, ‘puta’, ‘regalada’, ‘perra’ etc.
No soportaste el hecho de que algo que consideras normal sea presentado como inapropiado; y menos aún, que eso que consideras normal sirva de evidencia para probar la opresión a la que están sometidas las mujeres y darle la razón a las feministas. Como sabes perfectamente que los hombres sí hacen esas cosas y que la autora está en lo cierto, la verdad debe doler aún más.
Y al darte cuenta de que una feminista habla con fundamentos y con conocimiento de causa, no encontraste nada mejor que escribir algo parecido, creyendo que ibas poder rebatir todos los argumentos y probar que los hombres están igual de oprimidos que las mujeres. Trataste – sin resultado – de escribir en un tono humorístico e informal que tratara de disimular lo resentido que estás. Y también trataste de ponerte el parche antes de la herida (diciendo que tu columna recibiría comentarios burlones y simplones), porque creíste que así , nadie se atrevería a contestarte.
Ya me imagino todo el tiempo que tienes que haber invertido en tratar de igualar los argumentos de Regina y en hacer creer a los lectores que sabes de lo que hablas. Debes haber creído que después de tus argumentos las feministas iban a quedar estupefactas, sin saber qué decir, y que con sus argumentos ibas a dar por terminada la discusión sobre el género e ibas a causar la misma conmoción que causó Claudia Regina en la web. ¡Qué lindo! ¡Debes haber pensado que lo lograste!

Para que no vuelvas a cometer este error y para que la próxima vez puedas atacar al feminismo con conocimiento de causa, te voy a enseñar unos principios básicos sobre teoría del género; así, la próxima vez lo pensarás bien antes de que se te ocurra comparar la situación de los hombres con la de las mujeres. A esta lección se le podría llamar algo así como “Teoría del género for dummies” (es decir, dedicada especialmente para ti).
Aquí va:

Que a un hombre feo, con mal aliento y disfunción eréctil (como probablemente debes ser tú), lo insulten de vez en cuando, eso no se equipara a la violencia que sufren las mujeres. Si tuvieras más conocimiento sobre estudios de género, sabrías que ese tipo de insultos (que tú probablemente recibiste muy seguido en tu infancia), por muy terribles que sean, no constituyen violencia de género. VIOLENCIA DE GÉNERO IMPLICA SER DISCRIMINADO Y AGREDIDO SÓLO EN RAZÓN DEL SEXO QUE SE POSEE. Si a un hombre una mujer le dice “feo” o “gordo”, esa agresión no se le está haciendo a ese hombre por el hecho de tener pene.
En cambio, cuando a una mujer se la considera un objeto sexual, se le paga menos por hacer el mismo trabajo que un hombre, no se le permitía votar, no se les valora su contribución a la sociedad, se la aparta de las jerarquías religiosas, del saber y de las esferas de poder, y se le atribuyen características menospreciadas por la sociedad (debilidad , irracionalidad, estupidez), por el sólo hecho de ser mujer y haber nacido con vagina, eso es violencia de género. VIOLENCIA DE GÉNERO y no mera discriminación, porque al agredir y discriminar a las mujeres sólo en razón de su sexo se las está privando de derechos fundamentales (a la integridad física, a la dignidad, a la educación, a la participación política etc.). Sólo las mujeres son víctimas de este tipo violencia; A NINGÚN HOMBRE EN LA SOCIEDAD ACTUAL LE HAN SIDO VIOLADOS SUS DERECHOS HUMANOS POR EL SÓLO HECHO DE TENER UN PENE. Puede que les violen sus derechos humanos en razón de su raza, nacionalidad, religión, militancia política o clase social, pero nunca en razón de su sexo.
Eso es lo que justifica que existan ministerios y asociaciones especiales a nivel nacional e internacional que protegen los derechos de las mujeres y no los de los hombres. A una mujer se les violan sus derechos de una forma en que a un hombre jamás se lo hará, por lo tanto, las mujeres son merecedoras de protección especial (al igual que otros grupos como los inmigrantes, los discapacitados o las minorías raciales, porque a ellos se les discrimina de una forma en que a los demás ciudadanos jamás se los discriminará).

Incluso si a los hombres se lo discriminara ocasionalmente en razón de su sexo, aún así las mujeres seguirían siendo merecedoras de protección especial. Ello es así porque la violencia contra la mujer no es ocasional ni aislada, ni se soluciona con la creación de un par de leyes, dado que la violencia en contra la mujer es ESTRUCTURAL. Todas las sociedades patriarcales se crearon en base a tradiciones, leyes y costumbres que discriminan y denigran a la mujer. Eso se traduce en que todas las instituciones de esa sociedad, sus leyes, sus cuerpos jurídicos y su conformación social están diseñados para dar a la mujer una importancia menor a la que tienen los hombres y reducirla a la categoría de ser humano de segunda categoría. En las sociedades patriarcales se tolera, se justifica e incluso se promueve la sumisión de la mujer y su explotación como objeto sexual. Basta con revisar la legislación de familia de muchos países occidentales para ver como a los hombres se los considera ‘jefes de hogar’ o ‘administradores de la sociedad conyugal’, mientras que a las mujeres casadas en sociedad conyugal se las considera ‘incapaces relativas’ que necesitan del permiso de su marido para hacer uso de sus bienes. Y no sólo eso, en muchos países occidentales la violación dentro del matrimonio no está penada, o el violar a una mujer que está bajos los efectos del alcohol no se considera delito. Ni nombrar lo que ocurre en países islámicos, donde una mujer es considerada un bien mueble, con el cual su padre o su marido puede hacer lo que se les antoje.
Incluso cuando hay leyes que protegen a las mujeres, existen estereotipos y convenciones sociales que contribuyen a perpetuar su sumisión. Por ejemplo, aunque la violación sea sancionada penalmente, muchas personas, incluso autoridades, abogados y jueces atribuyen responsabilidad de la violación a la víctima, o peor aún, justifican y protegen a los hombres que la cometen.

¿Qué si hay mujeres que maltratan físicamente a los hombres? Por su puesto que sí, pero no existe una estructura social que las apoya en ello y que fomente ese tipo de conductas.
¿Que si a los hombres también se les imponen ciertas formas de comportamiento y se les asignan ciertos roles? Por su puesto que sí, pero a los hombres se les asignan roles valorados socialmente. Los hombres son considerados fuertes, racionales, prácticos, inteligentes y ambiciosos. Por lo tanto, no es lo mismo que a un hombre se le diga desde niño “aprende a ser fuerte como un hombre” que a una mujer se le diga “no te metas en cosas de hombre”. Cuando a una mujer se le impone un estereotipo de conducta, se la está incentivando a mantenerse en un rol y características que en el futuro la harán ser menospreciada por la sociedad, y que la mantendrán fuera de las esferas de poder (porque esas áreas sólo están reservadas para quienes tienen características masculinas).

¿Entiendes ahora, mi querido dummie, porqué no se puede comparar la violencia en contra de la mujer con cualquier otra cosa que pueda pasarle a un hombre?
¿Entiendes ahora porqué no puedes comparar, el femicidio, la violación, la explotación sexual y la violencia intrafamiliar con los “horrores que sufren los hombres”, como la obligación de jugar fútbol, de afeitarse o de acostarse con una mujer con celulitis?
No trates de arreglarlo con un argumento estúpido como el de que “las mujeres debiesen estar agradecidas de la creación del patriarcado”(el cual fue el que relegó a las mujeres al mundo doméstico y la dependencia económica, lo cual fue muy conveniente para ustedes), para luego quejarte de que nos tienen que mantener y pagar nuestras cuentas (lo que es sólo una consecuencia del patriarcado que ustedes mismos crearon y perpetúan).
Tampoco trates de victimizarte diciendo que a los hombres sólo se les valora por su intelecto y logros académico mientras que las mujeres podemos darnos “el lujo” de ser valoradas por nuestro físico. Ser consideradas objetos sexuales que no tienen ningún aporte que hacer a la sociedad no es ningún privilegio….
……………………………………………………………………………………………………………………..
¿Fue muy densa mi lección de teoría del género? ¿Te hizo sentir como un imbécil por escribir todo lo que escribiste? Perdón, no era mi intención, yo sólo quería que aprendieras, no quería intensificar el dolor de culo que te debe haber dejado la columna de Claudia Regina.
Pero por favor, tómalo como una enseñanza. No te voy a pedir que te especialices en teoría del género o que leas a Simone de Beauvoir, Judith Butler o Francoise Heritier porque sería demasiado pedir (para alguien de tu nivel de intelecto…).
Pero te propongo algo: en vez de invertir tu tiempo en mirar pornografía gratis en Internet o en juguetear con tu muñeca inflable, usa tu tiempo en algo útil. Anda a Wikipedia y busca conceptos como “teoría del género”, “patriarcado”“valor diferencial de los sexos “ “acción afirmativa” “CEDAW” etc. Ahí vas a aprender un poquito más de teoría del género, en un nivel de complejidad adaptado a personitas como tú (advertencia: ten precaución; mientras más aprendas, más estúpido te sentirás por lo que escribiste. Pero hazlo de todos modos, vale la pena).
Y por favor, no te preocupes por tener que construir civilización, eso sólo está reservado a los grandes seres humanos, y tú, claramente no eres uno de ellos.

Saludos!!!

Ps: ¿¿ustedes cuentan con un servicio de notificación a los usuarios de este sito web?? Porque me encantaría que me notificaran a mi mail cuando publiquen otro artículo de estas características, para no tomarme la molestia de revisar el sitio… siempre es bueno reírse un poco y corroborar que soy más inteligente que los hombres que me rodean…

Misóginos resentidos en 3,2,1….

el loco dice:

A alguien no le publicaron su artículo en La Jornada…

Carlos, tabernero dice:

Señora loca

“Mamá, mamá, tengo miedo, hay una señora loca gritando ahí afuera”

“Déjala mijo, el pelo de gato flotando en el ambiente en su hogar y la perspectiva de un futuro solitario la han dejado así. Compadécela, pero no le hagas más daño del que ella se ha hecho a sí misma.”

Carlos, eres un escritor malo. Mereces castigo.

¿Qué no ves que Kay está escribiendo en serio?

Vino a un blog de humor a escribir párrafos y párrafos de feminismo revelador. Se requiere de mucha valentía e inteligencia para hacer eso.

Kay: Criaturita linda, te amamos. Un día tus diligencias rendirán frutos y nadie se burlará de las feministas.

Kiara dice:

Felicitaciones, encantador ver como no tienes argumentos y tienes que caer en la ironía para rebatir.
Pésimo articulo, no tienes nada mejor que escribir?
Me imagino que debe sobrarte el tiempo, para escribir semejantes idioteces.

Un aplauso para un enser que solo gasta oxigeno.

Kiara dice:

Buen comentario, lástima leer algunos de mujeres machistas y misóginos resentidos que siguen banalizando una problemática.
Al parecer olvidan que tienen hermanas y madres

Kiara dice:

vaya que aparecieron jajajaja buen comentario

Jazar dice:

De verdad que me da lastima este texto. Soy hombre, convivo con hombres, y la verdad es que la gran mayoria somos una porqueria. Que pena que esto se tome como respuesta al texto que habla acerca de lo que es ser mujer. Tengo una madre, tengo hermanas y tengo novia. Y se por lo que pasan. De verdad que me da pena ajena tan triste justificacion. Hay que tratar a las mujeres como quieres que traten a tu hija, tu madre y tu pareja. Una disculpa a todas las mujeres y un reconocimiento.

Kiara dice:

Jazar buen comentario. Que bueno que aun hay hombres que comprenden la realidad de las mujeres. Al parecer algunos no tienen madres , ni hermanas…

A las personas que escriben libros de comentarios: no sé si hay gente con paciencia para leérselo pero yo no.

Al autor: esa burda ironía que utilizas para victimizarte como hombre es absurda. El sistema patriarcal oprime a todas las personas pero aquellas que son educadas como varones tienen privilegios en esta sociedad -como por ejemplo tener agencia sobre su cuerpo y no tener que ser guapo para aparecer en ninguna película o televisión, entre miliones más como no morir en manos de tu pareja o de unos agresores sexuales- . Faltas a la verdad histórica pintándote como víctima respecto a la mujer: si quiere pintarte como víctima hazlo respecto al sistema y reconoce, como nosotras reconocemos en las mujeres pobres, migrantes, “no blancas”, etc., que el sistema jode bastante más a las mujeres. El patriarcado mata, pero mata muchas más mujeres. Que conste que me he controlado bastante intentando hacer uso de un raciocinio que tú no has utilizado. Pero de primeras me venían más insultos de los que podría escribir.

Oscar Mancilla dice:

Ir a un funeral a contar chistes es como ir a una fiesta a recordar epitafios.
Si un blog de humor (negro, blanco, pinto) satiriza algún tema y esto hiere nuestra sensibilidad, tal vez no tenemos la madurez de leerlo.
Sí, blablabla, respeten lo que yo pienso; ¿quién coloca los límites al humor?

Candy dice:

He leído los comentarios. Y es como él dijo: son todos burlones, ofensivos, etc. No me parece una simple parodia. Soy mujer, y me declaro feminista, pero como dicen: no feminista estúpida, que porque no hacés lo que quiero, te tacho de machista y todo lo demás.
No, estoy buscando revalorizarme como mujer y dejar de echar culpa a los hombre. Vengo de cuatro generaciones de profesionales mujeres, y nunca tuvieron obstáculos para serlo, a pesar de que hablamos de antes de la primera guerra mundial.
¿Qué pasa? El problema está en vos, que no reconoces lo que tenés adentro. Si te molesta tanto el artículo, es porque sabés que adentro vos pensás cosas así, y cuando veas a tu hijo, vas a criarlo así.
Ojo, pedimos que los hombres nos entiendan, y no entendemos lo suyo: yo, porque estaba en x período de mi vida, casi ni doy bola a un tipo por tener pene pequeño. Y resulta que era diez veces más hombre y mejor que otros. O sea, ojo ! Yo, por no ser mantenida por un hombre con plata, elegí un tipo más pobre que yo, con menos ingresos, que no me llegaba ni a los talones en mis aspiraciones y me frustraba. Quién se lastima? Él o yo? Soy yo. Debo reconocerlo y aceptarlo.
La mujer no puede olvidar que su misión en el mundo es dar amor. Hacer la diferencia. Podés ser de todo, yo soy profesional, destacadísima intelectualmente, amo estudiar; he trabajado y ganado incluso más que un hombre, he tenido todo tipo de relaciones; pero ¡ ojo ! siempre he visto minas vagas, tontas, feas, de todo, que porque no consiguen lo que quieren -y no lo buscan- le echan la culpa a “los hombres”: así, una bolsa. Una bolsa enorme que significa: el tipo que me violó, mi ex, mi padre, mi, mi, mi…..
Ojo ! Si queremos que realmente cambie todo, la solución está en nosotras mismas. Si nosotras nos auto-respetamos, sin denigrar al hombre ni ridiculizarlo, él tb va a evolucionar al darse cuenta.
Y los que no, y los que eligen maltratar a la mujer, golpearla, todo… para esos, la muerte, la cárcel y el destierro social siempre serán buenos medios.

Acuérdense de ser mujeres.
Y en cuanto al autor de este blog, sé lo que se siente ser hombre. Y hasta ahí nomás. Tengo amigos excelentes como hombre, justo todo lo que quiere una mujer !! pero están solos. Y ninguna mina les da bola. Buscan los lindos, de gimnasio, que cogen mucho, y que incluso las golpean o les son infieles.

ESTAMOS TODOS LOCOS !!!

Aprendamos a amarnos. Sólo el amor y el diálogo nos va a acercar.

Luis V (Alcohólico y Drogadicto -holaaa Luis!) dice:

Queridos escritores de QP:
Recientemente he descubierto su blog, amo su sentido del humor, estos últimos días he reído como nunca. Lastima que muchos lectores no comprendan el significado de humor negro.
Sobre esta publicación en particular y todos sus comentarios: NO MAMEN!!! cómo para que chingados vienen a un blog de humor a ponerse profundas con “teoría de genero” y mamadas así? es broma pendejas, rianseee! o si no les gusto el chiste cierren la pagina y listo!.
Ahora bien, antes de estos chorromil años de patriarcado, la civilización humana comenzó como matriarcado (otros chingomil años o más), y hoy en día continúa en ciertos segmentos (seguro que a Tabernero su mamá aun le regaña o pega frente a sus amiguitos). Seguro que el machismo esta mal (el feminismo tampoco es muy chido, la prueba esta en tanta solterona resentida-odiahombres), pero la neta es que las mujeres lo perpetúan! Ejemplos hay un chingo en el hogar y en la calle; y luego se tiran a piso: somos marginadas, necesitamos protección especial, sufrimos violencia sistemática, o sea no chinguen! todavía están esperando a que el hombre venga y les de respeto, les de su lugar, las valore, cuando ni siquiera tienen conciencia de genero (perro no come perro, hombre no ataca hombre, y la mujer? protege y respalda a las otras féminas?). Así que agárrense las chichis y vengan y tomen lo que creen que les pertenece (los hombres nunca se los vamos a dar sin luchar, como porque lo haríamos si nos es cómodo, valorado y aceptable?)
Y de nuevo… ríanse pendejas, es un chiste!

Rubén dice:

Cuántos comentarios se aventó la tal Kiara! Tanto le molestó el artículo que le da más y más publicidad con cada leída y comentario.

Deja un comentario