Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Guía QP para convertirte en un líder popular

Con líder popular nos referimos a “líder del pueblo” porque garantizamos que con esta estrategia serás grande entre quienes controlan grupos sociales en una ciudad (no un liderad amado). Utilizaremos un proyecto en el QP trabaja: el sindicato nacional de tamaleros, para ejemplificar lo que hemos aprendido.

Donde alguien vería a una bola de nacos, QP ve poder

Inventa una estrategia de representación política para un grupo que no la tiene. Los tamaleros de la ciudad carecen de un grupo de interés organizado, ¿por qué no dedicarte a llevar sus demandas a los órganos legislativos del país a cambio de dinero o votos? Todos los diputados les han ignorado y es tiempo de que tengan un espacio en la política del país. Quizá tengas que pagar un poco y ceder unas cuantas cosas, pero gestionar privilegios impositivos o regulatorios es algo que te ganara la fidelidad de un grupo.

Fonpp, el rey de los tamales

Convierte el poder en instituciones. Países africanos y latinoamericanos han fallado en la empresa de la conservación y perpetuidad de las plutocracias por no aprender de los grandes logros mexicanos en el tema. Unos votantes organizados no son un mero instrumento, son un sindicato latente, una fuente inagotable de subsidios, tus hijos bien amados. Puedes controlar los hilos de una ciudad con el mero hecho de ponerlos en huelga: una semana sin tamales, es igual a ingobernabilidad.

Siglas, recuerda, muchas siglas

Crea un órgano administrativo. Tu grupo de fieles seguidores necesita de alguien que reparta subsidios, premios y el costo de vincularse con el poder público. Por ello debes organizar la repartición de transferencias y actividades como si fueras una empresa, o ya de perdida, como una burocracia. Un pequeño ejército de contadores y abogados puede salvarte de los ojos curiosos de tus enemigos.

Le llamamos la mano gris de la burocracia, por oposición a la mano invisible del mercado

Vendete electoralemente al mejor postor. Debes considerar que tus votos son cosa preciada, da a tus fieles premios por votar por quién les digas. Para ello considera quién tiene mejores opciones de ganar y cuánto o qué cosas te podrían dar si inclinas tus preferencias por él. Con un poco más de experiencia y gente puede que hasta un representante salga de tus filas.

Unos vatos que no supieron jugarla bien

Comentarios

jajaja la última imagen está genial.

Deja un comentario