Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cosas que les gustan a los fresas: despotricar contra las botellas de plástico

A veces es difícil lograr que los fresas se pongan de acuerdo. Cuando se reúnen siempre están concursando para ver quién es más socialmente responsable y generalmente termina mal la discusión de si es más noble luchar contra Kony (al menos por internet) o exigir la liberación de 30 perros injustamente acusados. Es así como lo que serían grandes movimientos sociales de fresas chairos terminan fragmentados por los egos. No obstante, hay un tema donde existe un amplio consenso:

Odiar las botellas de plástico.

fiji_water_mother_jones

“Maldito plástico, me quistaste a mis padres, a mis hermanos y ahora vienes por mi”

Los fresas lloran por las noches pensando en la basura que se acumula todos los días con botellas de plástico. Ellos piensan obsesivamente en las montañas de plástico no biodegradable que se debe estar atorando en los hocicos de delfines bellos impidiendo que se comuniquen y sigan embelleciendo nuestros mares. Cosa que probablemente es cierta, pero qué le vamos a hacer. ¿Reciclar? Pff.

Recycling_6ad45f_967072

Los rusos sí saben qué hacer con el reciclaje (y con Greenpeace): corte marcial

Otro elemento que distingue a los fresitas ecológicos es que tienen sueños mojados pensando en la  posibilidad de tener un bebedero en su parque–pagado por el erario público. Por supuesto, el primer lugar donde deberían de poner bebederos, según ellos, es cerca de su casa en la Condesa y no en las colonias de gente pobre y fea. La mecánica es simple: no tener que lavar su botellita o verse forzados a mancillar sus ideales siempre y cuando alguien más pague. Ya hemos visto cómo piensa el fresa en temas similares como el transporte público.

6ab44_epic-fail-photos-water-fountain-fail

Obviamente, el fresa no contempla que sucedan cosas así (agua no potable). Pero conociendo nosotros al gobierno mexicano, sabemos que efectivamente pasará.

El miedo (¡pánico!) del fresa al agua embotellada es difícil de explicar. Algunos teóricos opinan que se debe al miedo patológico que tienen a que Coca Cola y Nestlé empiecen a fabricar agua transgénica, como lo hicieron con los Froot Loops que tanto disfrutaban de pequeños. También le tienen miedo a la madera transgénica y a que les empiecen a enseñar matemáticas transgénicas.

EvoMorales

Los fresas estuvieron de acuerdo cuando Evo Morales dijo que los transgénicos provocan la crisis de homosexualidad y calvicie en el mundo. Quen Pompó también lo apoya.

Las consecuencias del odio a las botellas de plástico generalmente no pasa más allá de ver un par de imágenes en tu facebook, las cuales sólo son útiles para decidir a quién eliminar de tu flujo de noticias. No obstante, cuando los fresas se organizan en torno a este tema, suelen aparecer ideas realmente estúpidas como EL DERECHO HUMANO AL AGUA. A pesar de la estupidez inherente al enfoque de derechos, muchas veces se ha legislado para tener el beneplácito de este sector de la población. Por razones que desconocemos, ellos sí son “relevantes en la opinión pública”. O bueno, al menos para que se arme la lluvia de tuits hostiles auspiciados por los opinionadores hipster de los que hablaremos más adelante.

 

Para concluir:

¿Cómo ven el fresa, el naco y la persona normal y decente el tema del agua embotellada?

Fresa

Naco

Persona normal

“Ashh, ¡odio pagar $10 por algo que es gratis en la naturaleza!” “¡Si pago $15 compro la de litro y medio! ¡A huevo! Paga y abre la botella para quitarse la sed.
“¿Y la basura que se está generando? ¡Cómo maltratamos a la tierra que nos da todo!” La tira en la esquina, como toda su basura para ahorrarse pagarle al recolector. Si le viene en gana, la tira en el bote de inorgánicos.
“¡We, las trasnacionales están privatizando la naturaleza!” Piensa que Bonafont y Ciel deberían encargarse de su agua potable. Al menos así no saldrían cucarachas del grifo. “La más barata está chida.”

Deja un comentario