Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cosas que le gustan a los fresas: el transporte público

El fresa quisiera tener sistemas de transporte público como los que conoció en País, Londres o Frankfurt, con gente bien mona (negros y árabes no cuentan) y todo funcionando bonito. De hecho, el fresa se siente realizado como persona al poder dejar su automóvil un día y hacer uso de los microbuses o el metro. Se siente parte del pueblo y viviendo en comunidad. Es por eso que propone el transporte público como solución al trafico naco de Chevys y Atos de a diario.

“O sea wey, conoces gente bien diversa.”

Ellos asumen que el tráfico se debe a que cada vez más gente usa carro (cierto, pero más a que los gobiernos son negligentes en la creación de vialidades a cambio de proyectos faraónicos de transporte público). También muchos fresas asumen que todos viviríamos mejor si hubiera más transporte público. Claro, el fresa espera que sea el otro el que deje de usar el carro.

“Wey, deberían OBLIGAR a la mitad de la gente a irse en micro”

Por otro lado, otra de las características del fresa (el ecologismo) entra al momento de pensar sobre el transporte público. Ellos creen que la gente se salvaría de las inundaciones en Tabasco y Veracruz si dejaran de usar carros y evitaran el apocalíptico fin del mundo en un mundo calentado. Por supuesto, el fresa no toma en cuenta que el metro contamina tanto o más que el mismo número de personas viajando en auto. (¿O creen que la electricidad de la que se alimenta el metro viene de molinos de viento reciclables operados por cooperativas de mujeres indígenas y perritos huérfanos entrenados?)

Yo sí cuido a mi planeta, apláudéme

Por supuesto, no se le debe pedir al fresa usar transporte público más de una semana (cosas que a veces sucede cuando se descompone el auto) o en las horas pico porque empezará a echar pestes de éste. Incluso, le robarán su celular.

“Pinche transporte de gatos, we”

Lo que le impresiona:

– El micro/pesero se para donde tú le dices (“es como un chofer”)

– Ahorra dinero (“o sea, me ahorré como 5,000 pesos”)

– De hecho la gente usa el servicio. “De veras que el gobierno sí hace algo que ayuda”

– Un solo microbus puede transportar a mucha gente. “Wow, o sea cuando los veo en el tráfico no parece que haya tantos nacos juntos!”

Comentarios

[…] Otro elemento que distingue a los fresitas ecológicos es que tienen sueños mojados pensando en la  posibilidad de tener un bebedero en su parque–pagado por el erario público. Por supuesto, el primer lugar donde deberían de poner bebederos, según ellos, es cerca de su casa en la Condesa y no en las colonias de gente pobre y fea. La mecánica es simple: no tener que lavar su botellita o verse forzados a mancillar sus ideales siempre y cuando alguien más pague. Ya hemos visto cómo piensa el fresa en temas similares como el transporte público. […]

[…] Otro elemento que distingue a los fresitas ecológicos es que tienen sueños mojados pensando en la  posibilidad de tener un bebedero en su parque–pagado por el erario público. Por supuesto, el primer lugar donde deberían de poner bebederos, según ellos, es cerca de su casa en la Condesa y no en las colonias de gente pobre y fea. La mecánica es simple: no tener que lavar su botellita o verse forzados a mancillar sus ideales siempre y cuando alguien más pague. Ya hemos visto cómo piensa el fresa en temas similares como el transporte público. […]

Néstor dice:

Estoy de acuerdo con todo excepto lo de la contaminación, en un sólo día en el metro se hacen 4,200,000 viajes más o menos, si piensas que la mayor parte de los coches llevan sólo al conductor, dudo que cuatro millones de coches contaminen menos que el metro

la loba fresoz dice:

Creo que Zeferino es un fresa de closet que escribe excelentes articulos solo porque estos reflejan sus propias preferencias.

[…] a los fresas les encante el metro, está siempre lleno de gente olorosita y vagoneros que venden de […]

Deja un comentario