Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

5 amigos que te destruirán

Estimados lectores y lectoras: a pesar de que piensen que somos una bola de nerds sin vida ni futuro ni nada de provecho, podemos decirles que hemos vivido lo suficiente como para entender cómo funciona la cosa y a qué personas debes evitar en la vida antes de que signifique tu destrucción.

1. El diablo o la diabla

El primero de estos individuos es el diablo. Nunca podrás superarlo ni en resistencia ni en velocidad al beber. Descubrirás que no tienes ataduras morales, pues cometerás tropelías innombrables mientras él observa y dirige un gesto de aprobación hacia su discípulo.  Con el tiempo te convertirás en él y serás el mentor de otro joven desorientado.
Ven, vamos a comprar sólo una botella
¿Cómo acabará contigo? Insuficiencia renal. Hígado destruido. Embarazo no deseado. Las formas son infinitas.

2. El/la free rider

Este sujeto es de lo peor, no tiene consideraciones morales y te traicionará por motivos monetarios, de conveniencia o incluso estéticos. Este amigo te pedía lápices en la secundaria que nunca te regresaba, y que él vendía afuera de su casa en su papelería improvisada con todas las cosas que nunca devolvió a sus compañeros de clase.

Un domingo a medianoche estarás en un Sanborn’s en Vallejo o Tepepan comprando el regalo para la abuelita de este individuo, y te preguntarás cómo terminaste ahí. La respuesta es sencilla: no concibes que haya alguien tan egoísta que te pida que compres una tarjeta de “mejórate pronto” y un peluche para su abuela que está en el hospital si no fuera una emergencia verdadera. Pero este individuo ha hecho que todos sus conocidos visiten a su abuela mientras él gasta su futura herencia en un casino a las afueras de la ciudad.

Algo así, pero en tu vida

¿Cómo acabará contigo? Por cumplirle, le fallarás a tu jefe, o a tu familia, que te marginará y tu único amigo ahora será el free rider.

3. Quien morderá la mano con la que lo solapaste

Es la pobre persona que no ponía piedra sobre piedra, un nodoyuna clásico. Le diste de comer, lo apapachaste, le prestaste dinero, le hiciste la tarea cuando ya se había rendido y le cambiaste los pañales. Al final, no te pagó lo que le prestaste y siguió en deudas porque se gastó el dinero en comprar Xango o Avon.

Te volverá a pedir ayuda, cuando regrese con espanto, mojado o mojada por la lluvia y con la cola entre las patas. Por lástima, volverás a solapar a esta persona, pensando que no existen individuos capaces de caer en tales abismos morales. Te darás cuenta de tu error mientras levanta el hacha para matarte y pagar sus deudas con lo poco que podrá robar de tu domicilio.

Amigo, amiiiigo

¿Cómo acabará contigo?: Fácil, reconocerá una oportunidad como la presentada como el sujeto número cinco en esta lista y venderá tu amistad por treinta monedas de plata.

4. Gollum

Desde el primer momento que conociste a esta persona, te dio una mala espina, pero no podías preveer su hambre de de poder y reconocimiento, que le han sido negadas porque esta persona no es ni bella ni brillante. Esta amistad te destruirá cuando ya no le seas útil, dando una puñalada rastrera justo cuando va en ascenso.

“El mundo es mío, mío, MIOOOOO”

¿Cómo acabará contigo? Cuando esté en la cima, con muchos cadáveres detrás, volteará a verte y decidirá vengarse de algo inventado.

5. El que está en aprietos financieros

Siempre que lo ves, está encontrando una forma distinta de darle la vuelta al mundo. Lo ha intentado todo, desde vender páginas de internet, hasta escribir ensayos para sus compañeros de clase. Pero todo le ha fallado, cada uno de sus negocios han terminado mal y sus deudas se multiplican exponencialmente. Esta persona es presa fácil de esquemas como estrafalarios como Omnilife, Avon o Xango.

Cada vez que te topas a esta persona, te intenta convencer de alguno de sus proyectos que prometen millones cuando se materialicen. Obviamente, sólo posponen lo inevitable.

En cuanto me vuelva rica vendiendo Herbalife…

¿Cómo acabará contigo? Invertirás tu dinero en uno de sus negocios inverosímiles, como un blog de humor… lo perderás todo.

Deja un comentario