Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

De los 131 que quedaban…

En Quen Pompó hablamos mucho del movimiento Yo soy 132 y dijimos muchas veces que era un movimiento destinado al fracaso. Pero nos equivocamos. En los últimos días hemos visto que este movimiento fue una gran estrategia para los que buscaban publicidad nacional y puestos políticos.

Nosotros pensábamos que era lenguaje figurado lo de las noticias, pero era algo literal.

 

Antonio Attolini se convirtió en comentarista de un programa de Televisa. El ex vocero de 132 tomó la decisión correcta: dejar de ser un hippie maloliente de 132 y conseguir un trabajo para comprar ropa limpia y un poco de dignidad. Bien por Antonio. Nos encanta su programa.

Siguiendo las políticas de la sociedad, Antonio Attolini ahora ya hace algo útil con su vida.

 

Vladimir Parra Barragán se convirtió en dirigente de Morena en Colima. Por fin alguien se atreve a decir la verdad: 132 nunca fue apartidista. Nosotros siempre lo supimos, pero ellos insistían: “ah no, es que no nos gusta Peña Nieto pero somos apartidistas.” Patrañas y estupideces. Nos alegra que Vladimir haya aceptado seguir sus convicciones políticas en un nuevo proyecto político con tintes Soviéticos. ¡Felicidades!

Vladimir Parra ha seguido su sueño impulsado por los seguidores “apolíticos” de 132.

Ya vemos las verdaderas intensiones de este “movimiento ciudadano.” Una gran estrategia de unos cuantos para ganar renombre y explotarlo a su favor. Ahora nos lamentamos de no habernos unido a tiempo. Ahora ya está demasiado desprestigiado como para impulsar la candidatura de Zeferino a la dirigencia del SNTE.

Ya será para la próxima… esperaremos a ver qué movimiento chafa se crea para el 2018

Comentarios

Roberto dice:

Un movimiento “social” donde el plan de resistencia se realiza en un starbucks en la condesa esta destinado al fracaso.

loco dice:

Atolini con el dedo

Redondetta dice:

Nada más me queda uno, uno uno uno.

Deja un comentario