Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Miércoles de Cine: Transformers 3

Quen Pompó te trae la reseña de Transformers 3: El lado oscuro de la luna. Esta gran película continúa la historia de los Autobots y los Decepticons durante su estancia en la Tierra. Esta vez encuentran a otro Transformer en la luna, un transformer grandioso. Los escritores de este blog han corrido a ver la película para adorar al gran Dios-máquina, dado que la pasada nos cumplió: Megan Fox y dos explosiones por minuto.

Acá algunas notas en torno a la película:

Trama clara y directa. Ya no queremos ver películas “de tramas enredadas y personajes dolorosamente pateticos”. nos interesa conocer las aventuras de un pequeño chico que encuentra a un robot extraterrestre y a curvilineas damas. Digo ¿qué tan diferente puede ser su historia de amor y sufrimiento a las películas de Iñarritu? Alguién que sí sabe contar una historia lo puede hacer en 15 minutos y al mismo tiempo mostrar una danza de robots peleando. Eso es arte.

Punto positivo

Arte

La batalla final dura una hora. Las escenas de acción son tan estupendas como vastas, las anteriores películas se habían enfocado más en la trama, pero esta vez eso puede quedar en una referencia minimalista. Máquinas que manejan máquinas y matan máquinas. Estamos entrando a un punto postpostpostmoderno en las películas, donde el sentido ya no ha sido extraído y redimensionado, sino que es chido y tiene cara de explosión. Todo con el objeto de  exaltar la grandeza de esto:

Punto positivo

Había soñado con esto durante 15 años

No está Megan Fox. Este es el mayor punto de controversia y duda sobre la sustentabilidad narrativa de la película. ¡Cómo continuar! Transformers 2 habpía sido el cúlmen de la gloria de esta dama, nadie podía sustituirla. Simplemente no. Es que… es Megan Fox, no hay de otra. Todavía no entendemos la respuesta de Michael Bay de por qué no contrataron a Fox para esta ocasión: “No era lo suficientemente sexy”. Punto negativo.

¿Reemplazar a Megan Fox y su bronceado? Que absurda idea.

En cambio gana la mitad de puntos por que Rose Huntington se esforzó.

Los transformers son de Chevrolet. Esto es un punto negativo importante. Nos gustarían que presentaran a los coches como nos gustan: japoneses y rendidores. Tsurus, Altimas, Corollas y menos de esos autos gringos que fabricamos y cullas fallas producimos y conocemos.

Por otra parte, un Seat nunca podría ser un transformer

Deja un comentario