Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

El grito de independencia, según QP

Es claro que México ha cambiado y que ya no es posible retornar al siglo XIX ni al milagro mexicano de los subsidios para escoltas a la bandera. QP propone un cambio radical en la forma de entender la relación del ciudadano con la historia. Nuestro patriotismo trompetero es ya vacío y cualquier cosa para continuarlo es perseverar en el error.

Un evidente fracaso del paradigma actual del nacionalismo

Cambiar el contenido de los discursos. Ya nadie los ve, nadie los entiende y hasta el  precio por ser acarreado ha subido. Lo que exige el mexicano actual es una declaración concisa y efusiva. Las cosas complicadas como los valores e ideales de héroes desconocidos no importan a nadie. El contenido debe ser actual y representar la historia que tiene un impacto directo sobre la vida de las personas: Oportunidades, Seguro Popular, etc.

Él inventó los discursos vacios y eternos, y estará después de que desaparezcan

No es posible acabar un discurso sin frases efusivas. Los políticos se engañan buscando respeto, vistiéndose de traje y hablando sin acento. El pueblo exige ver al pueblo y que cada discurso público acabe con un “¡Viva México, cabrones!” y contenga continuos referentes machistas.

Los geeks de QP consideran que le hace falta un poco más de anime a esta imagen

Hemos señalado varias veces que la verdadera preocupación del mexicano es estética. Desfiles militares, salidas del presidente y apariciones públicas de este tipo deben ser cuidadas en extremo. Los uniformes camufleados y trajes son importantes como instrumento de trabajo, pero no de exhibición. La verdadera demanda estética del pueblo consiste en desfiles con playeras polo y zapatos lacoste como sus héroes contemporáneos.


La sola idea de un desfile es ya cosa de tiempos estalinistas. Televisa debería innovar en la forma de presentar imágenes patrióticas. En lugar de un montón de soldados feos que no gustan ni a nacos ni a fresas, queremos que el desfile se convierta en una combinación entre la Antorcha en llamas y la Rosa de Guadalupe con un Hidalgo de brillante cabellera.

Con base en lo anterior, la labor patriótica de QP nos ha hecho diseñar la siguiente exclamación para el 15 de septiembre.

¡Viva México!, ¡Viva Salinas!, ¡vivan los héroes que nos dieron economía y libertad para comerciar!. ¡Viva Oportunidades!, ¡viva la focalización de transferencias!, ¡Viva México, cabrones!

bueno para 2013 puede que no sea imposible…

Deja un comentario