El código masculino (parte I)

  1. Bajo ninguna circunstancia dos hombres comparten un paraguas. De hecho, los hombres no usan paraguas. El uso de la bufanda constituye ya estar de cuerpo completo en la homosexualidad.
  2. Un grupo de hombres pueden legítimamente matar a cualquier hombre que traiga una cámara fotográfica a una reunión de hombres.
  3. Cuando la esposa de un amigo (o su novia, madre, padre, cura, psicólogo, dentista, contador, o pedicurista) pregunta dónde está éste, no sólo no estás obligado a responder, sino que deberías negar tal conocimiento e incluso su existencia.

  4. Niega todo. Todo.

  5. A menos de que haya matado a un familiar cercano tuyo, debes sacar a un amigo de la cárcel en menos de 12 horas, sea como sea.
  6. El nivel de exageración de una anécdota en un bar es de 50% sin ningún reclamo. Si alguien va más allá, cualquiera puede gritar: ¡”Eso no es cierto, pinche mentiroso!”. (Excepción: tratando de ligar, el límite se eleva a 400%.)
  7. Si llevas más de 24 horas de conocer a un hombre, su hermana deja de contar dentro del universo de lo posible.
  8. El tiempo mínimo de espera para un amigo es de 5 minutos. Para una mujer, es de 10 minutos multiplicado por su calificación en la escala del 1 al 10.
  9. DEBES esperar a Megan Fox 100 minutos

  10. No se vale recriminar a los cuates por la marca de la cerveza en su refrigerador, aunque sea Sol. Al fin y al cabo es gratis. Sólo puedes protestar por su temperatura.
  11. Ningún hombre debe comprar un regalo de cumpleaños para otro hombre. (Incluso, recordar su cumpleaños es opcional)
  12. Es tu deber legal distraer a la amiga fea de la mujer a la que tu amigo quiere ligarse. Si tu buena acción termina en tener sexo con el adefesio, tu amigo NUNCA debe hablar sobre el tema.
  13. Recuerda, lo haces por tu amigo

  14. Regla de oro: antes de salir con la ex de un amigo, debes pedirle su permiso. Y él, concedértelo. Cualquier violación a este protocolo termina la amistad inmediatamente.
  15. Cuando tu novia o esposa te cuenta sus ganas de enjaretarle su amiga fea y triste a tu amigo, debes aceptar si y sólo si pasaste la advertencia a tu amigo y ha tenido tiempo para preparar excusas creíbles.
  16. Sólo se pueden tomar cocteles (que no sean cuba o paloma) en la playa. Y sólo si son servidas por una modelo en bikini. Y sólo si es gratis.
  17. Un hombre en compañía de una mujer guapa y vestida de forma sugerente, debe siempre mantenerse lo suficientemente sobrio como para pelear.
  18. Si un amigo está en desventaja numérica, física o demasiado borracho como para pelear, debes entrar a la pelea. (Excepción: si sus acciones te hicieron pensar en las 24 horas pasadas “este wey necesita una calentadita”, entonces relájate y disfruta el show)
  19. Un buen amigo nunca deja a otro usar tanga de traje de baño. Nunca.

    Nunca.
  20. Nunca dudes tomar la última rebanada de pizza o la última cerveza. PERO NO AMBAS, ESO ESTÁ MAL.
  21. Nunca hables con otro hombre en el baño, a menos que ambos estén esperando o ambos orinando.
  22. Antes de permitir a un amigo ponerle el cuerno a su novia, debes intentar intervenir una sola vez. Si te dice “chinga tu madre, wey”, estás absuelto de toda responsabilidad.
  23. Sólo dos mujeres pueden mangonearte: tu mamá y tu esposa. En ese orden. Y sólo que lo haga la primera es bien visto por la sociedad.

Carlos, tabernero Acerca de Carlos, tabernero
Fue vagabundo durante cinco años, donde aprendió que sólo se necesita de una cagüama para ser feliz. Una verdulera del mercado de San Juan de Letrán le rompió el corazón definitivamente y desde entonces ha tenido mil amores. Ahora se encarga de compartir con el mundo la sabiduría de décadas de darle vuelo a la hilacha.

Carlos, tabernero
About Carlos, tabernero 20 Articles
Fue vagabundo durante cinco años, donde aprendió que sólo se necesita de una cagüama para ser feliz. Una verdulera del mercado de San Juan de Letrán le rompió el corazón definitivamente y desde entonces ha tenido mil amores. Ahora se encarga de compartir con el mundo la sabiduría de décadas de darle vuelo a la hilacha.

6 Comments Posted

  1. Debo admitir que estoy acostumbrado a leer mierda en este blog pero tambien debo admitir que este articulo es muy bueno, varios de los punto yo lo aplico asi que los felicito

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. Crítica desde el machismo mexicano a “Cásate y sé sumisa” | Quen Pompó
  2. Las cinco técnicas malignas para retener a un hombre | Quen Pompó

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*