Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Rumbo a 2012: Amor en tiempos posmodernos

Este país sigue siendo mayoritariamente joven y la izquierda siempre ha enfrentado un problema para reflejarlo. Durante décadas, ha pensado que la combinación de candidatos feos y viejos puede sorprender al electorado y conmover las ansias revolucionarias de los ingenuos. Al mismo tiempo, nuestro compañero Forever Alone, cree, junto a Houellebecq, que el amor es imposible y que la parte sexual está por completo separada de la emocional, pero que la sociedad demanda una imposible unión. Es por eso que la campaña amorosa de AMLO no es un completo desperdicio respecto al pasado fallido de la izquierda. QP analiza su potencial en tiempos posmodernos.

Ancianos pregonando su incomprensión de los tiempos presentes

1. AMLO te ama. El PRD debe cambiar la estrategia amorosa por algo que la gente menor a 40 años puedan aceptar. El amor es un sentimiento complicado; sin contexto, no se entiende.  AMLO te ama como ¿una madre?, ¿un hermano?, ¿Jesús?, ¿un amante?

2. El amor de AMLO debe ser tal que sutituya el vacío amoroso de los individuos de este siglo.  Sabemos que sólo amas a tu novia tibiamente,  que los seres que te rodean son más dignos de desprecio que de respeto y que, negandólo, eres un ser misantrópico/a. Sabemos que has sutituído el amor afirmando o negando a los seres humanos mediante un canón estético para parecer más atractivo al ser deseado. Por tanto hay una gran area de oportunidad aquí.

Más real que la vida real

3. El amor de AMLO debe ser más sexual. Ya hemos hablado de la imposibilidad de combinar emoción y sexualidad. Los individuos desean ambos y AMLO sólo da secamente algo de emoción. La perte sensual de su relación con México debe ser extrapolada. El nombre de AMLO podría reflejalo con un cambio: AMlo.

Bueno, algo así

5. Una estrategia que sigue el camino del amor debe sintetizarlo y hacerlo procesable. Muchos productos lo hacen: el pop, las telenovelas, incluso la comida. La forma importa más que el fondo, y QP ha diseñado el empaque electoralmente perfecto para este amor:

De este amor estamos hablando

Garantizamos éxito.

Deja un comentario