Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Forever Alone: 0 – He fallado en la vida

Esta nueva columna en Quen Pompó trae a un invitado que prefiere guardar el anonimato. Zeferino Gómez lo invitó por su mutuo gusto de Houellebecq, y nos contará acerca de su amargo camino por la vida. Demos la bienvenida a Forever Alone.

He fallado en la vida. Así resumo lo que ha pasado en los últimos 35 años. No me va mal: tengo un buen trabajo, un pequeño pero cómodo departamento en Reforma y un buen auto. No obstante, algo está profundamente mal en mi… lo empecé a notar a los 13 años y ese sentimiento sólo ha podido empeorar con el tiempo.

Mi principal problema es que nunca he podido conectarme con nadie. Y no es que no lo haya intentado, no. Las películas y los pocos amigos que tengo opinan que es cuestión de solamente intentarlo. Ojalá fuera así de fácil. Yo creo que las relaciones humanas se van haciendo cada vez más difíciles mientras entramos más y más en el tercer milenio. Cada vez somos más egoístas en el mejor de los casos o empezamos a creer en estupideces que sólo terminarán por hacer que ningún humano pueda realmente conocer a otro humano. Estupideces como el feminismo, la espiritualidad new age o el psicoanálisis.

No soy guapo y ahora tampoco soy joven. Verdaderamente sólo he tenido dos relaciones serias y algunos encuentros esporádicos.  Estos no han servido más que para hacer que la vida se burle aún más en mi cara y demostrando cómo el sexo es un elemento tan diferenciador como lo es el dinero. Lo único que me reconforta es que no moriré en el Seguro Social. Como diría Houellebecq: “Al envejecer se vuelve menos seductor; y por lo tanto amargado. Uno envidia a los jóvenes, y por tanto los odia. Este odio, condenado a ser inconfesable, se envenena y se vuelve cada vez más ardiente; luego se mitiga y se extingue, como se extingue todo. Y solo quedan la amargura y el asco, la enfermedad y esperar la muerte.”

Amigos tengo algunos, a los que aprecio tibiamente y con los que comparto intereses profesionales. Mi vida ahora consiste en trabajar, platicar tras la oficina sobre las tendencias en química de los alimentos (mi trabajo) con colegas en algún bar. Los fines de semana los paso plácidamente frente al televisor. De vez en cuando visito a mis padres en Guadalajara, las únicas personas a las que realmente aprecio en este mundo. Son muy viejos ya.

El amor es mi mayor aspiración. No obstante, entre más pasa el tiempo, más me convenzo de su imposibilidad en el siglo XXI. El amor como inocencia y como capacidad de ilusión, como aptitud para resumir el conjunto del otro sexo en un solo ser amado, rara vez resiste un año de vagabundeo sexual, y nunca dos. Todas las mujeres que he conocido ya han pasado por ese proceso. Ojalá pudiera ser así yo. Lo he intentado, con todas mis fuerzas, pero al final no puedo. Quisiera otra cosa, pero no la he hallado. El mundo ahora es como un supermercado, donde todo es limpio, seguro y novedoso, rápido y sin consecuencias.

Este espacio servirá para contar lo que pienso y compartir con algunos de ustedes mis experiencias.

Comentarios

la renegada dice:

QP se ha vuelto un sitio de citas? btw… Forever Alone, pásame tu mail y podemos conocernos mejor, soy feminista pero tmbn conveneciera.

[…] física. Si eres feo la vida ha acabado y te enfrentarás al mundo desolado de nuestro escritor Forever Alone. En cambio, si eres feo y naco, la vida puede continuar. Lo que debes entender es que tu vida será […]

Me gusta dice:

¿Por qué el psicoanálisis evita que los humanos se puedan conocer a fondo?

Evoluciona, man…

Si las viejas ya no quieren hacer el sexo debajo, sino montadas, pos nomás colócate boca arriba.

Si después del sexo quieren una sesión de psicoanálisis, pos cotorréales.

Y si quieren agregar espiritualidad al acto, pos dales con cuerpo y alma.

[…] Lee a Forever Alone. Estos seres  y sus emociones están guíados exclusivamente por el mercado. Tus deciciones […]

[…] Lee a Forever Alone. Estos seres  y sus emociones están guíados exclusivamente por el mercado. Tus decisiones […]

Deja un comentario