Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Los escritores de QP debaten: Música Tribal

Los escritores de QP se dedican a entender la música tribal desde el ojo analítico del método cartesiano.  Estas son las premisas de las que parten:

Fonpp opina que la música tribal es el “Justin Bieber” mexicano. Amado por pocos de una forma intensa, irracional e idiota. Y odiado por el resto de la gente racional.

Zeferino Gómez sostiene que el tribal es un producto de la necesidad histórica, y que las botas picudas eventualmente serán moda así como lo llegaron a ser los mayones de bolitas.

Juan Trancos García defiende el argumento de que el tribal sustituye a la musica norteña tradicional cuya producción y símbolos son atávicos y no deben entrar de lleno en el siglo XXI.

¿Es un nuevo reguetón?

Fonpp: Yo diría que sí. Hay movimientos musicales que encierran cultura, entrega, ideas y valores. Como el reggae y la música tradicional de las tibus indígenas. Existen personas que toman el sonido de esos movimientos, y sin tener en cuenta nada de la cultura, la entrega, etc., crean un nuevo “estilo musical” sólo con el fin de obtener ganancias infinitas vistiendo de forma ridícula y “haciendo música” ridícula. En eso son iguales el reguetón y la música tribal.

Zeferino: Dfícilmente. El reguetón es un fenómeno de origen cósmico irrepetible. El tribal carece del perreo como fundamento del baile, las relaciones interpersonales y el conocimiento. La sociedad entra en decadencia y busca formas más complejas y burguesas de entretenimiento, como la música sintética del tribal. Nada como una buena dosis de perreo con una letra proletaria y ritmos repetitivos. Marx seguro escucha reguetón en el más allá.

Juan Trancos: No quisimos verlo con “El sonidito”, pero un cambio estaba ocurriendo en la forma de entender la música norteña.  Toda nueva música tiene dos dimensiones; en tanto baile, sólo puede corresponder a una forma de danza individual que no tiene correlato con los impulsos sexuales, tal como pasa con los bailes en las naciones posmodernas de Europa. En cuanto música, la máquina sustituye al falible canto del borracho. Una estética sensual debe ser continuada por una estética conservadora; si pasó con el barroco, seguramente será así con el reguetón. Definitivamente será un éxito.

 

Barroco tribal. Nos encanta.

.

¿Cómo explicar su ascenso?

Fonpp: Un error de la evolución. Yo no veo otra explicación.

Zeferino: Verán, existe un ciclo… primero los argentinos traen tango modernizado, luego las regiones menos civilizadas aportan una forma de cumbia, luego la bolita pasa a las islas, conocidas por sus buenos ritmos y luego regresa a México la oportunidad, para terminar el ciclo en Puerto Rico, donde toda la música se vuelve buena. Los astros dicen que este ciclo se ha completado desde que México aportó débilmente al mundo a K-Paz. Finalmente el devenir histórico regresará a Argentina que ya es hora que mande un poco de rock.

Juan Trancos: La negación del arquetipo norteño de sombrero y botas no es simple para una sociedad que debe oponerse a lo fresa así como a los ancianos sombrerudos. La única solución a este dilema es utilizar la Idea norteña y defomrarla de tal manera que resulte escandalosa a los ojos de  un norteño y un fresa capitalino. Usar sonidos producidos tecnológicamente para hacer muscia norteña y  hacer que las botas crezcan en vez de reducirse (como supondría un camino a la modernidad)  implica la idea de progreso y la continuación de la Historia en un camino no previsto por los científicos sociales.

 

¿Por qué debemos adoptarlo?

Fonpp: Para como están las cosas, adoptar esta moda horrenda es mejor que ser emo, hipster, fresa, geek o naco. Al menos los que gustan de la música tribal tienen un estilo propio que no han adoptado de Europa o de Estados Unidos. Son feitos, pero autóctonos.

Zeferino: Como se dice: no hay ejército que se pueda oponer a una idea cuyo tiempo ha llegado. Si empiezas a decir que es música de nacos, puede que te funcione durante 2012, pero en 2014 estarás en una lista negra y tus únicos amigos serán personas que encuentres en match.com.

Al final lo acabarás adoptando. No te hagas.

Juan Trancos: Oponerse al cambio no sólo demuestra la insensatez propia de las naciones que desaparecen (España imperial, la URSS, Austro-hungría), sino que refleja que una persona desea seguir anclada en un paradigma que ya no es sostenible. El lenguaje y el comportamiento cambiarán alrededor de esta persona y le será imposible tener éxito profesional o amoroso. Prueba de un pasado que se rehúsa a una muerte digna es la música metalera, cuyos seguidores son víctimas del ridículo silencioso de los jóvenes.

Comentarios

[…] llevan una vida de lujo sin moral. En este mundo de riquezas sin límite, todos utilizan botas de tribal–incluso cuando van a lo oscurito. Por supuesto, esto origina ciertos […]

[…] reprobable música tribal (de la cual ya hemos hablado antes), combinada con la obsesión de esta región con Pokemón, y con la novedosa posibilidad de grabar […]

Deja un comentario