Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Guía para ser un político exitoso

1. Vestimenta

Siempre viste traje o vestimenta formal, aunque estés en la playa u hospitalizado después de una cirugía. Un político sin traje es como un soldado sin fusil: es vulnerable ante cualquier verdad. Un político debe reflejar una imagen seria y formal para que sus mentiras -su única defensa- sean creíbles y lleguen a los corazones de sus seguidores.

Trajes

Sun

2. La verdad es relativa

Miente, pero hazlo de una forma sutil. Nadie le cree a los mentirosos compulsivos, pero la gente ama a los mentirosos que dan esperanzas. Sé uno de ellos. He aquí un breve ejemplo:

“La crisis es momentánea. Estamos trabajando para mantener la economía estable y generar mayores empleos. Nuestro compromiso es con nuestra gente y con nuestro pueblo. Los escándalos de desvíos de recursos son estrategias mediáticas para desprestigiar nuestro esfuerzo y la lealtad de nuestro equipo.”

Sigue el ejemplo de Joseph Goebbels: “Miente que algo quedará”. ¿Crees que el PRI y el PAN siguen recibiendo votos sólo por su cara bonita?

Bueno, La señorita Cuevas es una excepción…

3. Los trapos sucios se lavan en casa

No hay nada más desastroso que la división interna de un partido político (sólo recuerda cómo el PRD pasó de ser la segunda fuerza política de México a un montón de hordas feas y limosneras). La gente podrá votar por partidos políticos corruptos, sin ideología clara, pero jamás votarán por un partido con divisiones internas.

Si tienes problemas con tu compañero de fórmula, no te pelees públicamente con él. Puedes hacer cualquiera de estas cosas y todos serán felices:

  • Negocia un % de los puestos y los dineros.
  • Amenázalo con sacar a la luz ese sucio romance con la secretaria o esa compra ilegal de los ranchos.
  • Dale toloache en la taza Quen Pompó.
  • Tira el avión en el que viaja. Esto es un favorito entre los dinosaurios del PRI.

 

4. Sonrisa

Sonríe siempre a menos que haya sucedido una catástrofe nacional. Si no hay bandera a media asta, tus dientes perfectos deben estar visibles todo el tiempo, aunque te hayan apuñalado o tu gatita Pincesuchi se haya muerto. Tu expresión es un rayo de luz para tus seguidores, no los decepciones.

Bueno, siempre hay excepciones a la regla… ¡corran!

5. Un político no pierde, sólo no gana

Esta es una regla que siempre, siempre, siempre, siempre debes seguir. No podemos ser suficientemente enfáticos en esto. A ver si así queda claro:

TODOS ODIAN A LOS PERDEDORES. SI TE DECLARAS PERDEDOR TODOS TE ODIAREMOS Y DURANTE AÑOS TE RECORDAREMOS QUE ERES UN PERDEDOR Y QUE NO PUEDES HACER NADA BIEN.

Hay diversas formas de aceptar la derrota sin decir que has perdido:

  • “Fue un complo que arregló la elección”
  • “Vamos a resperar la decisión del órgano electoral [o cualquier otro] aunque nosotros tenemos un resultado diferente”
  • “Sabemos que en este país las cosas siempre se arreglan con corrupción”
  • De una forma muy estúpida: “No perdimos, sólo no ganamos
  • “La gente nos apoya. Nosotros ganamos. Eso es un hecho”

Si pierdes, sonríe y culpa al sistema. O cierra Reforma y haz berrinche. Da igual.

Comentarios

Roberto dice:

No olvidar que un Politico Pobre es un Pobre Politico.

dusting javier cabrera hernandez dice:

Es duro decir esto pero acabamos de perder las elecciones del 7 de julio, por el mal sistema que tenemos, hicimos uso de los recursos legales que establece la Ley esperando que el fallo se resuelva a favor., Pero seguimos trabajando para lograr los objetivos en beneficio de la sociedad.

Deja un comentario