Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

La Taberna de Carlos: El síndrome “Pretty Woman”…

Apéndice de QuenPompo. Libro de los Bloggeros Explotados 69:911.

Wolf like me.
Ese es el título de una rola. La rola habla una sola verdad universal dentro del paradigmático espacio masculino: enamorarse de una prostituta.

La verdad es que sí, a todos nos ha pasado alguna vez. Sí, las mujeres no son objetos, deben quererse y tratarse con cariño. Pero muy a mi parecer, como alguien me dijo alguna vez “a las putas se les debe tratar como putas”. Si te cobran, pues entonces aprovecha mano, no les regales trescientos pesos solo porque se sientan contigo a fingir una plática tonta. Atáaaaaascate y agasáaaaaajate!!! Y es que el “síndrome pretty woman” es taaaaan típico en cualquier sujeto la primera vez que visita un bar para hombres…

6a00d8341c00c753ef00e54f18df768834-800wi

Quisieras que tu experiencia fuera igual a la película

Hoy he pensado; enamorarse de una prostituta, es un signo de lástima (no porque no lo merezca) ya que es como querer cuidar a alguien, arreglarla, componerla y demás aplicables. Es un signo de lástima propia y hacia las mujeres. Si te crees tan patético y pendejo como para estar ahí. Y si la crees tan patética y tan pendeja como para que ella esté ahí. Es como cuando las mujeres se enamoran de un perrito lastimado en la calle, o algo así. No hay diferencia alguna. Mientras el perrito esté enfermo y necesitado de ayuda, estará junto a tí; sin embargo, cuando sana y está fuerte, se va… como el perro de la calle que es. Lo mismo pasa con esas mujeres.

1196114260_f

“Pinche puta, me bajó todo el varo” Dijo el Pachas…

No las odio, de verdad que no, en verdad entiendo el valor que se debe tener para hacer cosas así por dinero; simplemente critico a los tarados que se enamoran de ellas y que con un pinche privado donde las mujeres gimen, ya sienten que las tienen a sus pies… a los que encima de dejarles todo el dinero de la quincena, todavía les dan más para que al final los traten como basura y los dejen, literalmente, como dijeron mis amigos de Molotov: “… lo dejas con la pinga bien parada, y a la hora de la hora ya no le chupaste nada…”

Sin mencionar encima todo el vacío existencial que deja visitar esos lugares si no tienes autocontrol, el dolor psicológico ke causan es aún más grande. Sí, aún más grande que la irritación que te quedará por la sífilis que te contagió.

No se vale… Pinches putas”

Palabra del Pachas. Gloria a ti Señor Pachas.

proibido_cocar_saco

Encima de sin dinero… así andaras por el escozor…

Comentarios

unTarado dice:

Uhh! que post! me llegó 😛
Me pasó lo mismo hace 3 meses que fué mi primera vez que fuí a uno de esos lugares.

Ya estaba pensando en maripositas! y la puta esa! hasta me dieron telefono y facebook!

pero al final! me bajaron alrededor de $5000…!

pinches PUTAS!

Deja un comentario