Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Los cinco principios para ser parte de la izquierda mexicana

La izquierda, como hemos mencionado antes, es producto de poca disciplina al pensar. Un error que se comete cuando no se piensa con cuidado y rigor. No obstante, en Quen Pompó no podemos tapar el sol con un dedo: la mayor parte de la gente en este país cuando piensa en política, generalmente lo hace desde la errada lente de la izquierda.

Para evitarte una educación con Marx y los ideólogos del PRD, hemos preparado una guía para ser de izquierda sin tener que esforzarte mucho. Tras haber leído este artículo, podrás integrarte fácilmente a las filas de MORENA, el PT o el PRD.

1. Exige la unidad de todas las izquierdas.

La izquierda siempre diagnostica su problema como uno solo: la falta de unidad. Es decir, que los anarkos y los socialdemócratas nomás no se combinan, es por eso que la derecha gana. Es por eso que para ser de izquierda lo primero que debes hacer es llamar a la unidad.

Pero eso no significa que estés pidiendo consenso, no, sino que todos deben de hacer y pensar lo que tú quieres. Cuando la gente no concuerda contigo, significa que se ha desviado del camino de San Carlos Marx.  Tu tarea es representar la pureza ideológica y destruir a los herejes para que se integren a la verdadera unidad, la tuya.

Todos dedemos pensar de forma independieeeenteeeee

2. Denuncia el entreguismo.

Cualquier acto que vaya en contra de tus profundos principios es una traición y te coloca justo en la derecha, al lado de Calderón y de Bush. Negociar, mal. Pactar una alianza, pecado. Cuestionar, impensable. Todo aquel intelectual o activista que se dedique a cualquiera de estas actividades es un entreguista, un enemigo del pueblo que será procesado y enviado a la horca cuando obtengas el poder.

Te hicieron esta caricatura sólo porque dijiste que no podías llegar a la reunión a las 9.

3. Oponte sistemáticamente a todo.

Otra característica de la persona de izquierda es oponerse sistemáticamente a cualquier opción posible, aún cuando esa oposición entre a profundidades de disonancia cognoscitiva realmente preocupantes. Ejemplos de esto es oponerse a los transgénicos pero exigir soberanía alimentaria (lo que sea que signifique eso), pedir aumentos al salario mínimo y pedir menos desempleo, pedir más gasto social pero oponerse a los aumentos en impuestos… la lista puede seguir eternamente. En la mente de la persona de izquierda no existen trade-offs, todo es bueno o malo al mismo tiempo.

“Estoy en contra del horario de verano y de las emisiones de carbono.”

4. Denuncia la hipocresía, pero cométela sin mesura

Como decía en la biblia (luego hablaremos de ese libro escrito por gente antigua asoleada), quien esté libre de pecado, que lance la primera piedra. Por supuesto, como explicaremos en el punto siguiente, la izquierda está libre de todo pecado y por ello, podrá lanzar todas las piedras que haya en su terruño. Dado que no tiene consecuencas (suponiendo que se logró la unidad), puedes decir lo que quieras.

Como condenar la reelección, pero apoyarla en otros países

5. Tú no tienes la culpa, la tienen los demás.

No importa que hayas ido 10% arriba en las encuestas, que te hayas dormido en tus laureles, que hayas menospreciado el debate con los demás, que no hayas respondido las acusaciones de tus oponentes, que no hayas cambiado de estrategia al ver que perdías votantes… la culpa la tiene la mafia que te robó la presidencia.

Todo es provocado por una conspiración capitalista, por la estupidez de la gente, la falta de corazón por el prójimo, etc. Si tus planes fallan es por algún evento externo, que si es difícil de imaginar, podría ser incluso sobrenatural.

Como la muerte del conductor de La Mano Peluda…

 

Comentarios

[…] ¿Qué son los juegos de Rol?Por Juan Trancos Garcia – 11 abril 2012Categorizado como: Geek Durante nuestra larga carrera como geeks hemos caído en innumerables trampas sociales, entre ellas los juegos de rol. Hay espadas, batallas, creación de personajes y una emoción conspicua en este irrelevante universo. Pues son más adictivos que la cocaína y peor vistos.  Somos científicos sociales y nos preguntamos ¿Cómo lograr, a través de la cooperación con otros seres humanos, el alineamiento absoluto de la sociedad y dar asquito? (Para la respuesta relacionada con ideologias de izquierda da click aqui) […]

[…] Durante nuestra larga carrera como geeks hemos caído en innumerables trampas sociales, entre ellas los juegos de rol. Hay espadas, batallas, creación de personajes y una emoción conspicua en este irrelevante universo. Pues son más adictivos que la cocaína y peor vistos.  Somos científicos sociales y nos preguntamos ¿Cómo lograr, a través de la cooperación con otros seres humanos, el alineamiento absoluto de la sociedad y dar asquito? (Para la respuesta relacionada con ideologias de izquierda da click aqui) […]

Deja un comentario