Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cosas que le gustan a los fresas: el activismo en redes sociales

Como sabemos, el fresa busca un mundo mejor para curarse de la culpa que tiene por haber nacido rico. No obstante, eso en la práctica resulta muy difícil, ya que para cambiar al mundo uno tiene que ensuciarse las manos y juntarse con gente diversa. Mientras que al fresa le encanta irse a darse sus baños de pueblo con gente indígena y pobre, le resulta imposible imaginarse convenciendo a su mecánico, carpintero o mesero de sus convicciones políticas. O peor aún, unirse a un partido que no sea el Partido Social Demócrata.

Drinking-coffee-at-Starbu-001

“¿Yo? ¿A UNA MARCHA CON GENTE NACA SUDANDO?”

Pero el siglo XXI trajo la solución perfecta al dilema del fresa, que quiere cambiar al mundo, pero no juntarse con los nacos: las redes sociales. En un entorno virtual que prioriza el diseño (otra cosa que orgasmea a los fresas) y te permite convivir con tus amigos y conocidos, uno puede propagar mensajes políticos con la velocidad de la luz. Por un lado tienes Twitter, que es como tener un cuarto lleno de gente diciendo oraciones autopromocionantes sin parar. Y por otro Facebook, que es la versión moderna de un lavadero para chismear. En ambos, puedes ponerte imágenes monas para que los demás te vean y sepan que eres pro-aborto, pro-ecología, anti-Bush, pro-justicia social, etc. ¿Cómo reconocerlos? Sus imágenes tienen el listoncito de color típico, o una frase aludiendo un tema político.

picture-9 Lástima, ecologistas, el listón verde es pro-democracia en Irán.

Al fin y al cabo, darle clic al botoncito de “Me gusta” o retuitear un mensaje político sirve para que tus amiguis se enteren de lo correctas que son tus opiniones políticas, pero no te obliga a ir a marchas o convencer a la ruquita católica de las bondades del aborto. Aparte, te libera de la necesidad de hacer algo, sólo tienes que dar unos clic y ya, puedes dedicar el resto del día a otras cosas favoritas del fresa como el budismo o preparar comida orgánica.

putaviejadesocupadaCon tus amiguis (que piensan lo mismo que tú) era más sencillo.

En resumen, las redes sociales le evitan al fresa el trabajo de juntarse con gente indeseable y le hacen quedar bien con sus amigos. Y por si fuera poco, les hace creer que están cambiando al mundo. Desde la comodidad de su iMac. Que después no se quejen porque gana Juanito las elecciones.

Qué fácil se volvió cambiar al mundo

Si quieres caerle bien a un fresa: Busca en Facebook los grupos más políticamente correctos que puedas encontrar y únete a ellos. De vez en cuando cambia tu estado señalando el sufrimiento de los tibetanos, tu preocupación por los muertos del narco o los niños del ABC.

Comentarios

[…] al mundo desde el monitor no es posible, pero es algo que le gusta a los fresas, por eso lo siguen intentando. La autoimagen de las personas que hacen acción colectiva a través […]

alcazar dice:

sad but true

[…] de comentar la moda de hoy del rebaño políticamente correcto. #Yosoy132 es un movimiento en redes sociales que ha capitalizado dos causas: el antipeñismo rumbo a las elecciones 2012 y el reclamos por el […]

Deja un comentario