Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Lo que dicen de ti las cadenas que reenvías por mail (2a parte)

Continuando con el compendio de cadenas molestas (ve aquí la primera parte), presentamos la segunda parte de esta interesante investigación psicosocial.

“Una señora con 7 hijos, tuvo uno más. A pesar de que no tenían qué comer y muchos insistían en que abortara, ella no lo hizo. El nombre de ese niño era Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II”.

Esta cadena pretende dar algún tipo de instrucción moral contra el aborto. En lo personal estoy en contra del aborto, pero creo que hay formas un poco más dignas de expresar esta opinión que con una cadena que sólo demuestra que eres inculto, mentiroso y probablemente un religioso fanático que creen cualquier cosa que le dicen, por estúpida que sea. Tal vez consideres que Wikipedia y es un invento demoniaco, y ni siquiera has revisado la biografía de Juan Pablo II en ese sitio.

No queda claro cómo pretendes defender tu opinión en un tema tan polémico como el aborto con cadenas incorrectas redactadas por algún desconocido sin escrúpulos que cambia la biografía de un personaje histórico para su propio beneficio. Para tu cultura general: Juan Pablo II tuvo un sólo hermano, y no estaba muriendo de hambre (de hecho era muy buen ajedrecista). Al enviar esta cadena, tu reputación cae hasta cero, como la del grupo de fanáticos que ha declarado, una vez más, el fin del mundo en 2011.

Ojalá hubiera terminado el mundo en 2011 para ahorrarnos todas las horrendas cadenas que vas a mandar en el futuro.

 

“Esta es una ilusión. Estás entrando a un mundo de magia. De las 6 cartas que te presentaré, piensa sólo en una. Mira mis ojos, y yo quitaré tu carta. Mira, ¡tu carta ya no está!”

He recibido tantas veces esta cadena, que siento una responsabilidad moral de decirles a quienes envían cualquiera de las dos variantes de esta cadena (David Copperfield o el Gato mágico) que al enviarla sólo demuestran que su inteligencia está por debajo del mínimo aceptable. Si tú no has recibido nunca esta cadena, Quen Pompó te comparte el “archivo mágico” aquí: Presentación PPT del Gato Mágico.

Si al abrir el Power Point no descubres “la ilusión”, demuestras que tu IQ está entre 55 (López Obrador) y 75 (Ninel Conde).

 He aquí el truco por si no lo descubriste: El gato te da 6 opciones A, B, C, D, E, F. Te dice que te concentres en una sola carta. El gato, que asegura tener poderes mágicos y se comunica contigo a través de tu monitor (algo así como cuando crees tener una relación a distancia), te dice que quitará la carta en la cual pensaste. Como tú sólo te concentraste en una carta, no te fijaste en las otras cinco, ¿verdad? Bueno, pues el gato te presenta cinco cartas: G, H, I, J, K. Al verlas tú piensas: “¡wow! El gato está cañón, quitó la carta que yo pensé”. En realidad quitó todas, pero si tu inteligencia sólo te da para fijarte en una carta a la vez (o crees que debes seguir las instrucciones de un gato con lentes), es obvio que no te darás cuenta del engaño. Probablemente también votas por el PRI en cada elección.

Da clic en la imagen para una explicación gráfica:

Si después de esta explicación sigues pensando que el gato es mágico, probablemente seas un orgulloso americanista.

 

“Para saber a quién le gustas, manda este mail a 20 personas y después presiona F6. ¡A mí me funcionó!”

El mensaje de esta cadena no podría ser más claro: eres una persona tan fea que no le gustas a nadie. Es probable que tus padres te obliguen a utilizar una bolsa de papel sobre tu cabeza, lo cual agradecemos enormemente.

Tu mejor cara para tu curriculum vitae. Es probable que sólo así te contraten (si no se enteran que mandaste la cadena).

En lugar de estar mandando cadenas que demuestran que eres una persona insegura, horriblemente fea, con depresión constante y de la cual se burlan todos en tu escuela/trabajo, deberías poner manos a la obra. Hay muchas maneras de mejorar tu suerte con las personas que te rodean. Intenta al menos uno de los siguientes consejos:

  • Báñate regularmente.
  • Deja de comer Carlos V cada vez que te sientes deprimido(a).
  • Deja de actuar como emo y de lamentarte de tu propia vida.
  • En lugar de ver futbol en la tele como un cerdo caliente, sal y juega futbol.
  • Sigue la filosofía de Quen Pompó.
  • Lee a Carlos Cuahutémoc Sánchez. Te animará no haber escrito tantas babosadas como él.
  • DEJA DE MANDAR CADENAS POR E-MAIL QUE SÓLO DEMUESTRAN LO FEO QUE ERES (todos ya lo notamos, no hace falta que nos lo recuerdes).

 

“Las 21 cosas que las chicas no se dan cuenta de los chavos son…”

Esta cadena (reproducida en este blog como si la hubiera escrito un tal nahavy) generalmente es enviada por adolescentes enamoradas de un chavo que jamás les hará caso. Ellas creen que al enviar esta cadena, él se dará cuenta de que en realidad él siente un amor ardiente por aquella chica del salón a la cual jamás han visto y que además huele feo. Este tipo de pensamiento es característico del estado primitivo de la humanidad y de los adolescentes enamorados.

“Uga uga, yo querer amor real como en las películas”.

Alguien que manda este tipo de cadenas, además de tener problemas grandes de depresión, demuestra que se cree psicóloga experta de los hombres. Con este graaaan conocimiento analizará el comportamiento de todos sus conocidos con cierto aire de grandeza, y verá en cada cosa insinuaciones que en realidad no existen. Para evitar decepciones innecesarias, pérmitenos asegurarte que ninguno de los 21 puntos es real (en serio, odiamos todas esas cursilerías tontas). Bueno, excepto la número 15:

Cuando un chico te mira por mas de tres segundos definitivamente esta pensando en algo.

Probablemente esté pensando: “¿dónde habrá conseguido ese suéter tan feo?” o “parece porrista del Cruz Azul, wacala”.

Deja un comentario