Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Películas nuevas que no recordamos

Quen Pompó ha identificado cinco películas que tratan de personajes que no nos suenan, no hemos visto y no queremos ver. Estas películas tratan de historias que de desarrollaron en los sesenta. A algunos de nosotros nos tocó verlas en televisión, fantasmas de programas con poca calidad y violencia extrema antes de la gloriosa llegada de Cartoon Network. La brecha generacional nos hace incomprensible su aparición.

Alvin y las ardillas y Alvin y las ardillas 2. La premisa del programa de televisión era una ardilla gañanete que cantaba con voz de marica (por qué no decirlo: marica) la horrible música de los ochenta. Así es como con sus hermanos cantaba lo mismo Michael Jackson, Madonna o Cyndi Lauper. Todos teníamos un compañero rebelde como Alvin en la primaria, pero hoy sufre calvicie y nadie da un peso por él. ¿Cómo hacer una película con esto? No sólo eso, sino hacerla por computadora y con segunda parte. ¿De qué podría tratar?

Guácala. Esto esta muy mal a tantos niveles.

El Avispón verde. Este ni lo recordamos, ni sabemos quién es. Lo que sabemos es por Wikipedia y estimamos que sus espectadores son geeks de 70 años. Vaya, que no es un avispón, ni es verde sino negro, no sabemos, si es bueno o malo, ni sus motivos. Tan terrible es la idea de sacar una película ahorita que no suscitó ninguna atención de los escritores para verlo.

Grrr, ¡Qué divertida nos daremos juntos!

Yogui. Los chistes malísimos de dos osos robando comida son recordados como un hito en la infamia. Vimos la caricatura, nadie recuerda la trama. Y con razón, porque los estilizados animes y Cartoon Network nos enseñaron algo cualitativamente superior. ¿Una película del oso yogui? Tratara de dos osos robando comida, creo. Sin embargo yo voy a ir a ver Rango por las razones por las que deje a Yogui en la infancia.

Te quiere de picnic

Y también Bubu

Superagente 86. La serie salía en el canal 9 a las 7 de la mañana. Una trama de la guerra fría y un zapato teléfono no recuerdo más. Un recuerdo dominguero. Pero esta serie de los sesentas ya no la vieron ni nuestros padres. La pelícua fue un bodrio a pesar de Steve Carell.

Circa 1840

Los pitufos son lo bajo entre lo bajo y sólo merecedores del fuego. Estos seres azules y asexuados, cuya vida consistía en meterse muchos hongos y no ser devorados, no fueron competencia para los Thundercats. Todos saben el chiste de Pitufina y hasta hay porno al respecto. Si la caricatura no nos conmovía por qué habría de hacerlo la película. Es una película que no vería ni sólo, ni con mi novia, ni con los cuates, ni con la familia o mis primitos (ansiosos de ver también Rango).

La versión para América Latina

La gloriosa excepción:

La película que hará historia: Don Gato en 3D

Deja un comentario