Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Cine: Arrástrame al Infierno

Hay películas que son tan malas que son buenas. Hoy hablaremos de Arrástrame al Infierno, una película que encaja perfectamente en esa categoría, como las de Freddie Krueger o las de la Risa en Vacaciones (estamos preparando una monografía sobre estas últimas).

Esta es la historia de Christine Brown (Alison Lohman) una joven y ambiciosa (sí, ambiciosa, escucha cintas de superación personal en el carro y aspira a ocupar un escritorio) empleada de un banco en los Angeles. Un dia, impulsada por el afán de impresionar a su jefe en busca de un ascenso decide hacer caso omiso a sus instintos misericordiosos y dejar sin casa a una anciana, la señora Ganush (Lorna Raver). Ella, tras sentirse humillada, buscará su venganza haciendo a la joven Christine portadora de una terrible maldición que a partir de entonces convertirá su vida en un infierno. No se sigue por qué la vieja descargó su furia contra la mensajera y no contra todo el sistema que castiga a la gente que no paga sus deudas.

Por supuesto, hay otras formas que tiene un anciano para expresar su disconformidad con el sistema aparte de poner una antigua maldición gitana sobre tan sólo la parte más baja de la cadena de la cadena del capital. Si muere la chica, será inmediatamente reemplazada por otra. Con otras formas me refiero a esto:

Bueno, procederé a argumentar por qué deberías ver esta película.

1. La trama. No tiene sentido. Pero no sólo no tener sentido como Matrix III, no, sino un intento deliberado por no tener coherencia. La chava descubre la maldición sólo porque “el viento” le indica que debería visitar a un brujo. Vaya, quién podría creer eso… casi como decir que un dios se mete en forma de lluvia para refocilarse alegremente con una chica llamada Europa…

Además, después de obligar a la chava a estar en un ritual para eliminar a un antiguo espíritu más iejo que el hombre y causa de muchos males más allá del tiempo, después le dicen que podría salvar su alma en un santiamén sin tener que retar a fuerzas inconmensurables. En suma, el director te dice: “Te hice perder una hora de tu vida, porque todo lo que pasó era innecesario.”

2. Los personajes.

El novio. El póster de la película dice “un novio estupendo”… ¿un psicólogo? ¿desde cuando un novio psicólogo es estupendo? Además, miren, es casi un emo, a punto de soltarse a llorar:

La gitana. Una viejita con superpoderes, que es capaz de atacar a la gente más allá de la muerte, y tiene una dentadura removible afilada. Además, no puede pagar su hipoteca, a pesar de que es capaz de invocar demonios de otras dimensiones. No entiendo.

3. Cosas que no tienen sentido (pero que son increíblemente graciosas).

La tumba. Casi al final, cuando la chava quiere desenterrar a la anciana, ella cava en la noche y con pocas horas antes de ser arrastrada al infierno una tumba perfectamente rectangular.

Pero de verdad, véanla, vale la pena como pocas cosas.

Comentarios

el juez dice:

que te pasa? esa pelicula es genial! jajaja

[…] suelen ser absurdos y no propulsados por las pasiones humanas. No busca poder, amor, ni dinero. Esta ahí, y sólo asusta al pasante ocasional. Uno se pregunta porque no se enriquece del robo. Nada que las […]

Tlilmikiztli dice:

Lo que más me cagó de la película fue el audio, demasiado fuerte para mi gusto. El monigote parecido a un chivo que salió en el exorcismo era bueno XD

jose dice:

EL QUE ESCRIBIO ESTO NO SABE NADA PERO OBSOLUTAMENTE NADA DE PELICULAS, DEBERIAS ESCOGER OTRA PROFESION Y RETIRARTE

maicol dice:

el bobote que dijo que tenia mucho volumen para su gusto, lo unico que debio haber hecho era bajarle al televisor donde estaba viendo la pelicula.

mucho tontico, y tontote

solo era bajarle el volumen a su tv.

bo…………booooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Deja un comentario