Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

¿Por qué los hombres se parecen a los cachorros?

Después de 20 años de ardua investigación teórica y empírica, primero con mi perro “Popi” y después con  mis innumerables novios, he llegado a una conclusión: los hombres son como cachorros. De ante mano les ofrezco una disculpa a todos aquellos hombres que crean que les estoy diciendo caninos, perros, animales o simplemente bestias…este no es el caso (aunque sí hay uno que otro al que le van bien estos adjetivos).

Algunos se convierten en verdaderos canes

Así que me tomé a la tarea de elaborar un instructivo para las mujeres que no están contentas con la forma en la que su hombre se comporta y  retomando consejos de profesionales  como Cesar Millán parto de una premisa:

Hombre = cachorro

Ahora están mejor preparadas para entender a sus hombres y la vida en general, a continuación les enumeraré los siguientes consejos para tratar a su hombre/cachorrito:

  1. Cariño. A qué hombre no le gusta que le rasquen detrás de los orejas. A ver niéguenlo! Dicho esto recuerden: demuestren  su cariño a través del tacto. Suaves caricias y coqueteo juguetón son técnicas motivacionales positivas para inculcarle un buen comportamiento a su cachorro.
  2. Alimento. Comúnmente un cachorro es más lindo cuando quiere ser alimentado; entonces se convierte en puros brincos y lamidas. Un conocido secreto para mantener a un cachorro en su mejor comportamiento es llenar su tazón hasta la mitad. Esto lo mantendrá siempre queriendo más.  Lo mismo sucede con el apetito emocional, mantén a tu hombre en constante deseo por ti y será más atento y fácil de controlar.
  3. Vida promedio de la relación. Al igual que con los cachorros, el primer año es pura felicidad, después comienzan los problemas. Con esto en mente, tú decide si quieres problemas o comprarte otro cachorro. Si no , acabarás cuidando a un perro gruñón y flojo.
  4. Uso de la correa. Hasta que la confianza se construya, mantenlo en una correa. Progresivamente desenreda la correa conforme crezca la confianza. Y si esa confianza  comienza a ser abusada  opta por el collar de adiestramiento (ya sabes de esos que ahorcan tantito). Asegúrate de que asocie las tentaciones prohibidas con un fuerte dolor físico y emocional.   Nota: no sueltes la correa hasta que estés completamente segura del lazo que has establecido.
  5. Establecimiento de límites. Siempre di NO claramente, de forma que no haya confusión respecto a lo que quieres decir. En poco tiempo serás capaz de comunicar tus pensamientos con una sola mirada.
  6. Uso de los gritos. No hagas del gritonear un hábito o en poco tiempo él no escuchara nada de lo que le digas.
  7. Recompensas. El método más efectivo para lograr que un cachorro haga lo que quieres es con el viejo sistema de recompensas. Descubre cuales son las recompensas favoritas de tu hombre: un filete, una cerveza, ver el partido de fut, ese negligé negro.  Entonces prométele una de estas recompensas si hace lo que tú le pides. Asegúrate que ruegue mucho primero. Nota: el rogar mucho no te ayudara a entrenarlo mejor pero es divertido verlo.

Periódico o croqueta

Dichos consejos son importantes porque, aunque nos cueste trabajo admitirlo, nos enamoramos de los cachorros (hombres) por  que son tiernos, juguetones, adorables, te protegen  y un hogar nunca estará completo sin ellos.

Como cuando juega con tu hermanito

Deja un comentario