Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

El médico que todos llevamos dentro…

Ayer me enfermé después de la reunión de trabajo debido a la picadura de algún insecto, no le conté nada al Pachas por miedo de que se fuera a enojar y me corriera de la casa (seguramente, y como acostumbra, me hubiera hecho beber tequila hasta quedar como cierto político que anda en moto; porque según él, el tequila es el jarabe para la tos de los mexicanos)

 

La reunión de trabajo

Doña Licha me vio todo achicopalado y como toda buena mexicana me dio un té de “yerbas” “para que se me bajara lo inflamado”. Después de 3 tazas de té, seguía que me llevaba la tiznada. Cuando Don Chepe me vio, de plano me dijo que fuera con Doña Mello (su nombre de pila, ad hoc es Remedios) la chochera de la colonia.

mexxico

Don Chepe, pensando qué me debía tomar

Ella me dio instrucciones rigurosas para que me “echara frescapié” en la panza y también me tomara una cucharada de aceite de oliva. Me dio un “chorro de alegría” y me acordé de lo que me había escuchado de mucha gente cuando me enfermaba y lo que le había dicho a otros pocos cuando ellos estaban mal, antes de trabajar para el Pachas.

marrinora sin depilar

Doña Mello utiliza cabellos en sus infusiones y pócimas

  1. Yo a mi novia que tiene tos. Hazte un té de limón y lo endulzas con miel.
  2. Vecina a mi mamá que tiene dolor de espalda. Hay Cristy, déjate caer un chorro de agua caliente y luego tápate.
  3. Daniel a mí con gripa. Tómate un tequila o un vodka solos y luego envuélvete en cobijas, duérmete y a la mañana siguiente amaneces bien.
  4. Papá a hermano con dolor de garganta. Has gárgaras con isodine, es bien bueno.
  5. Mi novia a mí con dolor de cabeza. Duérmete un rato, es por la desvelada, si no, te tomas unas aspirinas.

la essa madre

La hija de Doña Mello, es un cuerazco en la colonia

Por fortuna mía, el remedio que me hizo mejorar, fue el de la dieta del mecate, puro coger y nada de aguacate.

Deja un comentario