Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

El Código Masculino: las mujeres inútiles

Hace poco describimos cierto tipo de mujeres de las que hay que escapar. Hay un tipo que destaca por su peligrosidad y que conviene describir más a fondo: las inútiles. Feministas y machistas estamos de acuerdo en que este tipo de mujer es nefasto. Las feministas, porque este tipo de fémina degrada a todo el género. Y los machistas porque es el tipo de mujer que enreda, pero no concreta, con la doble intención de tener a la mano un técnico, asistente de estudio o lo que se preste.

Probablemente derivado de una educación donde papi y mami tuvieron la mala técnica pedagógica de resolverles todo problema habido y por haber, la niña creció sin poder enfrentar el mundo que tiene allende su nariz. Conforme fue creciendo, ella descubrió que puede recurrir a una oferta ilimitada de hombres dispuestos a ayudarle, aprovechando el instinto natural del caballero a cobijar a los seres menos protegidos.

“Gracias, ahora cocíname la cena”

Como antes describimos, una mujer inútil:

La conociste porque te solicitó ayuda. Es muy probable que no pueda prender una PC, no hable ningún idioma, no pueda arreglar nada, sea mala en su trabajo, en la cama, y cada vez que vaya a hacer un trámite vuelva con las manos vacías.

    alt

“Jojojojo, no sé encender esta cosa. Mejor tomaré vino.”

Y oh, amable lector, un trámite es lo menos grave en sus carencias. Éstas incluyen no saber buscar en Google, atar nudos, sumar cifras de dos dígitos, tener conocimientos básicos de geografía o historia, poder pronunciar palabras de más de cuatro sílabas, o seguir la trama de un libro más allá de veinte páginas. Ella te tendrá a la mano en el celular o en el chat para preguntarte cosas que podría hallar en Google, o dedicando más de treinta segundos intentando recordar. Pero tú, caballero derrotado, estarás presto a ella, esperando satisfacer sus necesidades como el caballero que te enseñaron ser.

¿Me dices de nuevo cómo abro Word?

Aún así, debemos reconocer que generalmente son lindas. No guapas a nivel peligroso, donde la fatalidad más bien proviene de la insostenibilidad financiera o la competencia de otros machos, sino suficientemente lindas como para permitir que la competencia sexual le permita no tener que saber conducir con transmisión estándar.

“Ay, tontito. ¿Me ayudas con esto?”

Por ello, debes entenderla. La estrategia de una mujer inútil es la siguiente:

Obtendré lo más que pueda de este sujeto en tanto reparaciones de computadora, exámenes, y trabajos varios sin comprometerme. Si él se empieza a enamorar, no es mi culpa, es la suya, por lo que tengo derecho a sentirme ofendida por la traición a nuestra amistad.

¿Cómo reconocerlas?

  • Usan tenis de velcro (no saben atarse sus agujetas)
  • Tienen cara de no entender y necesitar ayuda (no entienden, necesitan ayuda, pero eso no es bueno para tí)
  • Visten hipiosamente (no por gusto, sino porque no saben maquillarse o combinar su ropa)
  • Suelen rodearse de muchos hombres (Para diversificar la ayuda)

Cómo contrarrestar su estrategia:

Sólo tienes dos posibles salidas:

  1. Cóbrale. No hay mejor técnica. Si quiere alguien que le arregle sus problemas computacionales, es mejor que le pague.
  2. Entre más caso le hagas, más entras en su juego. Ergo, no le hagas caso. Hay poco qué ganar, y muchísimo qué perder: autoestima, orgullo, y tiempo.

Comentarios

Xiloos dice:

Como que te equivocate un poco en la descripción de la mujer inútil, ya que
–Hay unas que se maquillan tanto que parecen payasos .
–Son super fashion, pero cuando le preguntas lo más básico, te responden con un: no sé.

¿O acaso no hay alguna así que les haya tocado conocer?

Está genial. Sólo que sigo dudando que existan. No recuerdo conocer alguna, sé de unas que saben hacerlo pero se hacen idiotas, se de otras que no sabían hacerlo, y aprendieron pero no sé, tal cual, no conozco una. Pero me divertí bastante. (Buena redacción BTW)

lolzors dice:

Ojalá alguien me hubiera dicho lo que describen en éste post hace 8 años. Me sucedió exactamente eso 🙁

joe.d. dice:

Las mujeres se hacen las inútiles, y por eso conocen el principio de la calientahuevos. Es el hombre el rotundo pendejo quien se deja convertir en zangano y sirviente gratuito. El hombre incauto se convierte en un completo castrado mental.

Hector dice:

Me tiene de los huevos, la mujer vale mucho entre los machos pero ES INUTIL!! Tiene profesion pero su comodidad en su matrimonio le ha puesto las manos de seda y el cerebro se le estará secando, Acabo de dejarla “votada” en whatsapp porque no fue capaz de darme una frase de estimulo a mis planes y en parte los de ella misma.

tan cierto como el amanecer dice:

Que gran verdad deberían sacar más páginas así siendo sincero me acosté durante un tiempo con una así y prácticamente me convertí en su mayordomo y lo peor es que si lo dices te acusan de machista entre cuatro o cinco tías más….huid vosotros ahora que podéis jajajaja

Deja un comentario