Menú

Quen Pompó

Humor para gente que piensa

Teoría general sobre los Revendedores

Hace poco tuve la fortuna de asistir a un concierto de cumbia. Quien no sepa sobre el tema, seguramente se sorprenderá porque los precios de los mejores grupos de cumbia y banda duranguense son similares a las opciones fresas del Auditorio Nacional.

images

A esto nos referimos con opciones fresas… bien fresas

A pesar de que los revendedores son odiados por mucha gente, en especial cuando se trata del concierto de Lady Gaga o U2, ellos cumplen una función social importante. En lugar de administrar la escasez por medio de filas largas o competencias por ver quién puede comprar un boleto lo más rápidamente posible en Ticketmaster, ellos cumplen la noble tarea de vender boletos de acuerdo a la valoración de la gente.

Es decir, los revendedores saben el beneficio real de ver a un artista en vivo, y no les importa si tu conexión a internet es de alta velocidad, o si estás dispuesto a pasar un día entero en una fila de Mixup o Liverpool, rodeado de naco-fresas amantes Starbucks. Si yo valoro a Lady Gaga a $1,500 y no a $500 (cosa que es completamente cierta), entonces el revendedor me dará el boleto a mí y no a cualquier naquete que cree saber de música.

2501364_0“Mi boleto para Arjona es la onda. Gracias papi”

Por otro lado, los revendedores no son malvados. Son todos unos empresarios y se la juegan con cada evento. Me ha tocado ver tragedias para los revendedores, como el concierto de Lucerito, donde (a) nadie fue, (b) nadie estaba dispuesto a pagar más de $20 por boleto y ( c) todos odian a Lucerito. Los tontos revendedores se atiborraron de boletos esperando una gran afluencia, y se quedaron con una montaña de boletos que ni los de la basura querían aceptar.

images (1) Lo sentimos, pero NADIE TE QUIERE, LUCERO

Por eso, les presento, la

Teoría General sobre los Revendedores

Nos basamos en dos premisas principales:

  1. El revendedor quiere maximizar sus ganancias, es decir, que el precio de reventa sea mayor que el precio que él pagó.
  2. Entre más pasa el tiempo, más vale un boleto (más urgencia tenemos por obtenerlo), pero justo en el momento en el que inicia el concierto su precio de despolma más rápido que la popularidad del afro ninja.

Como podemos ver en la gráfica siguiente, las ganancias del revendedor son la diferencia entre el precio de reventa y el precio normal. No obstante, al iniciar el evento, la gente está cada vez menos dispuesta a comprar un boleto debido a que el evento ya está avanzado, y entrar a la mitad del reencuentro de Timbiriche no es la mejor opción (¡o sea wey!).

Imagen1

Al comprador le conviene adquirir su boleto después de que el evento ya comenzó, de tal forma que el revendedor empiece a tener miedo de no vender los boletos y empiece a ofrecerlos por debajo del precio. Se pueden utilizar también las conocidas técnicas de presión psicológica:

  • “Uh no, pues ya sabe que este grupo toca las mejores canciones al inicio…”
  • “Podría comprarlo ahorita o ya mejor ya no comprarlo…”
  • “Los fanáticos son los únicos que compran sus boletos en preventa. A los demás ni nos gusta tanto…”
  • “Con la situación económica del país no creo que nadie le pague tanto por su boleto…”
  • “La mayor de mis motivaciones era ver al grupo que se presentaba primero, pero ahora…”

Conclusiones:

¿Quieres pagar menos por un evento? Compra tu boleto con un revendedor entre quince y veinte minutos después de que haya empezado el evento. Dado que él está empezando a incurrir en grandes pérdidas y quiere recuperar al menos una parte de lo invertido,

Consejos adicionales:

  1. Busca los revendedores que tengan demasiados boletos. Si piensan que pueden perder mucho, mayor será su interés en recuperar algo de lo invertido.
  2. Hazte el/la difícil. Haz como si no quisieras ir al evento, para señalar que tu valoración del boleto no es tan grande como para pagar un precio demasiado alto.
  3. No asumas una posición de superioridad. Ellos siguen teniendo el poder y son gente hábil, por lo que conviene no hacerlos enojar. Invítales un chicle.

Esta es la cara de alguien que está a punto de cruzar la delgada linea de pérdidas

Comentarios

Danny dice:

Interesante =)
Cuales son tus fuentes chavo??
:p

Está basado en tres fuentes principales: el modelo de ciclos de negocios de Prescott, los evangelios apócrifos y La Guerra Secreta de Jaime Maussan.

[…] para apoyar la causa de unas jóvenes necesitadas de pop. Aunque sugerimos utilizar nuestra guía para enfrentar a los revendedores, eventos como este pueden necesitar patrocinadores. Digo, es que también nosotros […]

Alejandro dice:

Este es de mi post favoritos. Un texto excelso de micro aplicada. Tengan: todos mis internets para ustedes.

Deja un comentario